La demanda de vasectomías aumentó el 85,7% en un año

- 02 de julio de 2019 - 00:00

Los hombres de 25 a 49 años son los que se someten más a la cirugía de anticoncepción definitiva. En Carchi, Imbabura, Sucumbíos y Esmeraldas ha tenido más aceptación en los tres primeros meses de 2019.

En los últimos dos años aumentó el número de ecuatorianos que optó por la vasectomía como método de anticoncepción definitivo.

El año anterior, según el Ministerio de Salud Pública (MSP), accedieron a esta cirugía 626 hombres y en 2017,  337. Esto significa que se incrementaron los casos el 85,7%.

En el primer trimestre de 2019 la cifra de pacientes ascendió a 121. El incremento, según los médicos, se debe a que cada vez más hombres tienen información sobre esta técnica y la planificación familiar.

El perfil de quienes asisten a los nosocomios públicos son varones de 25 a 49 años.

Vicente Carrera, de 33 años, es uno de ellos. Accedió a la intervención, pues ya es padre de dos menores. “El género masculino debe asumir la responsabilidad de no tener más descendencia cuando ya no se puede”.

Él da testimonio de que la operación es sencilla. “Aunque un poco dolorosa”, expresa.

De acuerdo con la Cartera de Salud, el procedimiento tiene más aceptación en lo que va del año en las provincias de Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Sucumbíos (zona 1). Les sigue Guayas, donde se registra la mayor cantidad de nacimientos.

Para el ginecólogo Hugo Sánchez, estos datos reflejan que el tema de la natalidad es importante para las nuevas generaciones.

Sin embargo, muchos miembros del colectivo masculino no desean hablar abiertamente del asunto.

El número de pacientes es mínimo en comparación con las mujeres que optan por practicarse una ligadura (operación para cerrar las trompas de Falopio y evitar embarazos).

El costo
Mario Cabrera se practicó esta cirugía hace 13 años, después de tener su segundo vástago. Acordó con su esposa que sería él quien usaría ese método.

Asimismo, Marcelo Moreano, de 35, hace tres meses optó por este tipo de intervención, porque no quiere tener más descendencia. Él ya es padre de una niña de 2 años.

“Hoy es suficiente un hijo para brindarle buena educación y estar cercano a su crianza. Eso es responsabilidad no solo económica, sino también con el planeta”.

Al Estado ecuatoriano el costo del servicio por cada varón que asiste a los centros le representa $ 232.

Hasta el momento -informa el Ministerio- se desarrolla una campaña masiva que ofrece este método de forma gratuita a los padres de familia, principalmente.

Para ello deben registrarse en los distintos centros de salud públicos.

Voluntad libre y propia
Hoy, dentro del ejercicio de los derechos sexuales y reproductivos, la mujer y el hombre tienen la decisión autónoma de optar por un método anticonceptivo definitivo, sin necesidad de la aprobación de la pareja, ni de terceros.

Los galenos están en la obligación de informar a las parejas sobre las diferentes opciones de planificación familiar e incluir los métodos definitivos, incluso, entre quienes desean seleccionar la esterilización pese a no tener hijos.

“A ellos se les da un asesoramiento más profundo con psicólogos y se les pide que piensen bien; pero si aún así persisten en su idea, debemos practicarles la cirugía”, explica la médica familiar Betty Jácome.

De su lado, el ginecólogo Hugo Sánchez desconoce si en el país las personas sin hijos han sido esterilizadas, pero, dice, en el extranjero es normal. 

La recuperación
El urólogo Gabriel Salvador, del Hospital Docente de Calderón (Quito), explica que el paciente puede reincorporarse a su vida laboral sin problemas y tras un reposo de 24 horas.

“Lo único que debe hacer es aplicarse hielo en la zona genital para disminuir el dolor y administrarse los calmantes”.

El galeno menciona que la vasectomía es una cirugía menos invasiva, menos costosa y sin ninguna repercusión en la vida sexual del hombre.

“Por fortuna, los mitos sobre la falta de erección o de impotencia tras la cirugía se están terminando y hay más varones que acceden a este método en el país”.

Solo en esta casa de salud, el número de procedimientos desarrollados en los cuatro primeros meses de este año equivale a lo efectuado durante 2018: 36. 

Por su parte, el ginecólogo Hugo Sánchez considera que con el transcurso de los años los hombres pierden el miedo. “Además, tienen contacto con personas cercanas que se practicaron esta operación y saben que su vida sexual no cambió en nada”.

“La vasectomía es una cirugía más barata y menos riesgosa; no representa ningún problema sexual en los hombres”.

La médica Jácome expresa que el mayor conocimiento sobre sexualidad de los jóvenes ayuda a que  asuman más su rol como pareja en la relación. “Ahora entienden que ellos también pueden contribuir a reducir la tasa de nacimientos”.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) asegura que es el método anticonceptivo masculino más efectivo y seguro: posee una tasa de efectividad mayor a 99%.

Se estima que 50 millones de hombres en el mundo se han sometido a esta intervención quirúrgica. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo