Títeres y teatro componen el Baúl viajero

- 14 de agosto de 2020 - 18:09
Cortesía: Zumar

Un baúl no siempre guarda recuerdos, también brinda entretenimiento y educación. Es así como se consolida el proyecto Baúl viajero del Centro Polifuncional Zumar, del Municipio de Guayaquil, ubicado en Mucho Lote 1, al norte de la ciudad.

Este proyecto está vigente desde el 2006 y tiene como objetivo visitar los barrios de Bastión Popular, Monte Sinaí, Sergio Toral, Pascuales y Flor de Bastión. ¿Qué sale del baúl? Arte. Los niños y adultos, con las debidas medidas de bioseguridad y el debido distanciamiento disfrutan de hora y media de entretenimiento. También los motivan a leer empezando por los cuentos.

Romina Zeballos, directora de Zumar, indica que ahora se está trabajando con los menores de manera más personalizada. Actualmente el aforo es para 20 niños que quedan a cargo de seis personas responsables de las obras de teatro y de los títeres.

La temática en la que ahora trabajan es el cuento de la Caperucita roja y los títeres. “Lo que nosotros queremos rescatar o el mensaje  que queremos transmitir con nuestro Baúl viajero es la responsabilidad  y la disciplina que es lo que contamos con los títeres y la obra de teatro”, explica Zeballos.

En tanto que Johonny Ochoa, auxuliar de biblioteca y quien maneja los títeres, menciona que Zumar posee una biblioteca que es comunitaria, pero que no tiene una población cautiva, debido a que quienes viven en los alrededores desconocen la existencia de este servicio.

“Por eso no la usan y es por eso que el Baúl viajero trata de llevar parte de la biblioteca al barrio con cuentos, títeres y así enseñar lo bonito y lo divertido que es la lectura, en los niños principalmente”.

El proyecto cuenta con un stock 18 títeres de guante, pero por ahora solo usan cinco de acuerdo a las temáticas.
Ochoa señala que se elige un tema diferente para cada baúl. Aunque si en el barrio hay un problema recurrente, como que los niños son muy agresivos, “la temática es sobre la no violencia; también depende un poco de la coordinación de Zumar con el barrio y que este exprese la necesidad que tienen los niños”.

Dinámicas

Cada Baúl viajero tiene una duración de 90 minutos, tiempo en el cual se realizan actividades lúdicas con dinámica, aplausos, juegos, “se los combina con lectura dirigida”.

Además los cuentos se los mezcla con los títeres y ahora implementan el teatro, el cual cuenta con 15 personas que forman parte del centro polifuncional y de la misma comunidad. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP