Vacaciones para aprender fotografía y teatro

28 de julio de 2019 00:00

El vacacional Vivavivero, en el norte de Quito, es un espacio para que los niños desde los cinco hasta los 12 años pasen sus vacaciones en un ambiente divertido en el que se fomentan distintas áreas que son importantes para su desarrollo, indica Daniela Vacas, educadora y encargada del programa.

De lunes a jueves los chicos realizan actividades de danza, teatro, arte, música, inventos, huerto y fotografía. Para cada actividad se destina una hora, en el caso de teatro son dos y todos los talleristas son profesionales y especialistas en su área.

El fotógrafo Gato Villegas se encarga de enseñarles a los niños las bases de la fotografía. En la planta baja de la casa Mitómana, espacio en el que se realiza el curso vacacional, hay una habitación oscura en la que los pequeños aprenden cómo la luz influye en el momento de capturar una imagen.

Uno de los alumnos de Villegas es Eliot Sheradame, de 9 años. El pequeño se muestra muy atraído por la cámara, las luces y los rollos. “Estamos aprendiendo a revelar las fotos. Las clases de fotografía son mis preferidas”, cuenta, mientras toma con cuidado un rollo de fotografía. 

Adicionalmente, los viernes, los niños tienen un espacio de exploración en el que realizan pequeñas excursiones. En la planificación está previsto que el grupo visite el Museo Parque de Agua Yaku, en el centro, el Museo Interactivo de Ciencias, en el sur, y otros espacios en los que los niños se distraen en compañía de chicos de su edad, bajo la guía de los profesores. (I)

En la casa Mitómana, los niños aprenden secretos de la fotografía, el uso de luces y sombras, el revelado de rollos, entre otros aspectos.
Foto: Carina Acosta / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado