El 'reto rompecráneos' podría causar fracturas en la columna cervical

- 10 de febrero de 2020 - 12:36
Un peligroso reto viral circula en las redes sociales.
Foto: Internet

Después de la polémica por retos virales como 'La ballena azul' o 'El juego de la asfixia', que podían provocar la muerte por cortes o por estrangulamiento, la nueva tendencia que circula en redes sociales y que adolescentes practican se denomina "Rompecráneos challenge".

Este nuevo reto, que se hizo viral en la red social TikTok y nació en un colegio de Caracas (según la prensa internacional), consiste en que tres jóvenes se colocan en fila horizontal, los dos que están en los extremos saltan, cayendo en el mismo sitio. Después, el del centro da un salto y los dos que se encuentran a los extremos le ponen la zancadilla, provocando que caiga de espaldas.

Al caer, es inminente un golpe seco en la cabeza que podría ocasionar serias complicaciones médicas inmediatas o a mediano y largo plazo. En Puerto Rico un niño ingresó a cuidados intensivos –reportó la prensa de la isla- con traumatismo craneoencefálico severo porque aparentemente se golpeó el costado de su cabeza mientras realizaba el "Rompecráneos challenge".

Las autoridades médicas y educativas de países como México, Colombia y España han llamado a los padres de familia y dirigentes de centros educativos a tener mayor control. 

Los médicos advierten la peligrosidad de este nuevo challenge. Un golpe en la cabeza puede producir desde un hematoma hasta hemorragias, fracturas, contusiones, dejar en estado de coma o provocar daños al cerebro advierte el neurocirujano, Patricio Sánchez.

“Pérdida del conocimiento, confusión o desorientación es común inmediatamente después de una lesión en la cabeza”, explica el galeno.

Sin embargo es poco frecuente que los traumatismos en la cabeza que se producen a causa de juegos o deportes provoquen lesiones graves, asegura el neurocirujano, Julio Bravo Barros.

Pese a ello, estima que las fuerzas implicadas en el evento como el impacto contra un piso de concreto u otra superficie dura pueden incrementar la posibilidad de que la lesión sea grave.

“Al recibir una fuerza externa que no es controlada con el individuo (…) se da el mecanismo del contragolpe hace que se golpee el mismo cerebro dentro de la cavidad craneal”, señala.

Bravo asegura que no solo se debe tener cuidado con el golpe en la cabeza sino también a la altura de la columna cervical.

Explica que ésta se vería afectada por el propio desplazamiento cinético brusco, ocasionando una luxación en la columna cervical por ser la parte más “movible” dentro de un mecanismo de empuje por parte de un individuo a otro. “Puede darse incluso una fractura a nivel cervical”.

El especialista dice que el daño también puede depender de la biología de cada individuo, algo que está estrechamente ligado incluso a su nivel nutricional.

Aspectos sociales y psicólogos

Pero ¿por qué los jóvenes practican a estos retos? La socióloga Marisol Segarra de Sánchez explica que las posibilidades de integrarse en grupos se amplían en la adolescencia, etapa en que las personas están “ávidas” de agruparse.

El problema radica cuando no se tiene la madurez suficiente o el nivel de conciencia para saber hasta qué punto es bueno o malo pertenecer a un grupo. “Los jóvenes busca ser aceptados de alguna manera y para ello son capaces de hacer cosas que incluso va en contra de lo que creen, pero la presión social es mucho más fuerte y cedes”, dice.

Explica que antes en las fraternidades (especialmente en Estados Unidos) para unirse había que realizar rituales como “bautizos” y después cambió la forma a hacer “retos” que llegan inclusive a lastimar a terceros.

Hoy, estar en sintonía con todo lo que aparece en las redes sociales te hace una persona que está en onda, que agrada a todos, que es atrevida y sagaz, aunque en la práctica no necesariamente sea cierto”, señala.

¿Qué hacer? Los padres deben reforzar el diálogo con sus hijos en casa, explicándoles los “pro y los contra” de ciertas acciones, aconseja la psicólogo Fernando Mora.

“Hay que entender que cada individuo es diferente y, como tal, sus gustos y pensamientos son diferentes, pero siempre habrán patrones de conducta saludables que en teoría todos tenemos”, enfatiza.

Tanto Segarra como Moro coinciden en que se debe incluir en los colegios a psicólogos educativos y procurar una salud mental y emocional. “Estos espacios no solo son para los chicos, los padres también deben involucrarse”, agrega Mora.

Preocupación

En redes sociales varios usuarios, especialmente padres de familia, han expresado su preocupación por el "Rompecráneos challenge" entre adolescentes. Es por ello que algunos influencers utilizan su alcance mediático para prevenir sobre los riesgos de estas prácticas. (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP