Los niños son protagonistas del tributo a Santa Lucía

- 25 de octubre de 2019 - 00:00

Los devotos engalanaron las calles con pétalos de rosas y multicolores cintos devocionales. Un par de cánticos y oraciones iniciaron el declamatorio. Los niños y niñas, protagonistas de la celebración a la patrona del cantón, eran transportados por sus padres en urnas de madera, en hombros, hasta el atrio del templo. Los pequeños, vestidos con trajes blancos, sacaron de sus bolsillos unas pequeñas hojas con poemas, versos, estrofas y poesías a Santa Lucía. “Ella es además la patrona de la vista, por lo cual los fieles que padecen de afecciones oculares le rezan esos días con mucha fe. Los niños son quienes declaman en su honor. Con dos meses de antelación los padres buscan un sastre para que confeccione los trajes angelicales con los que recitan a la santa”, explicó Lourdes Masabanda, devota de Tisaleo.

“¡Oh madre celestial!, nuestra dulce benefactora, bendice a las madres de esta ciudad y escucha nuestras plegarias diarias, redentora”. Esta fue una de las más de 20 loas que se ofrecieron a la santa el lunes en la noche.

En las esquinas del casco urbano los turistas degustaban platos típicos, como fritada, jucho de capulí, caldo de pata de cerdo y chicha. La lectura del último poema marcó el fin del acto de fe y dio paso a las alegres, coloridas y bulliciosas danzas ancestrales que anteceden al espectáculo pirotécnico.

A continuación en una esquina del parque se encendieron los voladores y petardos que engalanaban el cielo y anunciaban a poblaciones cercanas el estado de fiesta mayor de Tisaleo. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: