Mala nutrición puede generar enfermedades

- 16 de febrero de 2020 - 00:00

Ciertos hábitos alimenticios están asociados con enfermedades crónicas y con el cáncer, por eso es preciso vigilar cómo alimentamos el organismo.

El cuerpo humano habla de lo que comemos y por eso nuestra salud está atada a los alimentos que le proporcionamos al organismo.

Los malos hábitos de alimentación y la falta de balance en la dieta cotidiana tienen incidencia en enfermedades del corazón, la diabetes mellitus, cirrosis y otras afecciones del hígado. También en el cáncer.

Los expertos estudian los nutrientes que incorporamos, los patrones que seguimos para alimentarnos y su vínculo con la que se ha denominado la pandemia del siglo XXI, aunque admiten que esta última se debe a diversos factores.

Los cánceres que causan un mayor número anual de muertes son los de pulmón, hígado, estómago, colon y mama, según un informe de 2020 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Alimentos relacionados con el cáncer

Sofía Acosta, experta en nutrición humana, señala que el cáncer de estómago se asocia al exceso del consumo de carnes saladas.

En el cáncer de colon y recto, la alimentación podría explicar hasta el 80% de su tasa de incidencia, que se atribuye al sobrepeso y la obesidad; seguido por el consumo de alcohol, grasas saturadas, carnes rojas, productos ahumados y embutidos.

“Estos dos últimos por el contenido de nitritos que se añaden en su elaboración”, señala la experta. Menciona que aplica el mismo factor protector del anterior.

El cáncer de hígado se atribuye fundamentalmente a infecciones por hepatitis B y C, que podrían evitarse con una adecuada higiene de los alimentos y su manipulación. También se vincula al consumo de alcohol en porcentaje alto.

Respecto al cáncer de páncreas, cita como el factor de riesgo mayor el sobrepeso, la obesidad y una dieta pobre en vegetales.

Mientras, en el cáncer del aparato respiratorio, como el de pulmón, la principal causa se asocia al consumo de tabaco.

En cuanto al cáncer de mama, Acosta señala que se atribuye a las dietas excesivas en calorías o al patrón dietético occidental y factores como la obesidad o el consumo de alcohol. En el de próstata, se atribuye al exceso de consumo de carnes rojas, productos lácteos y dietas ricas en grasas saturadas, por lo que se recomienda el consumo de vitamina E, selenio y licopeno.

Sabores que matan
Juan Carlos Fernández, ingeniero en Alimentos, señala entre los factores que desatan enfermedades a los glutamatos de sodio o glutamato monosódico. Se trata de la sal sódica del ácido glutámico usada para enfatizar sabores.

En opinión de Fernández, este compuesto utilizado para sazonar no se disuelve bien. “Puede inclusive hasta perforar los intestinos y ocasionar problemas en hígado y páncreas y el sistema digestivo en general”.

“Pasa con los cubitos para saborizar las sopas o las comidas, pero no vigilamos los efectos secundarios, como la flatulencia y la inflamación del hígado”, dice. Pero este es solo uno de los factores que se asocian con la aparición del cáncer.

Factores determinantes

El alcohol es señalado como una sustancia que eleva el riesgo de desarrollar cáncer en la boca, laringe, faringe, esófago, hígado, mama, colon y recto. Su combinación con el tabaquismo dispara las probabilidades. Este cáncer a nivel de cavidad oral se le atribuye hasta 75% al consumo de alcohol y el tabaco, un 60% en países en vías de desarrollo.

El exceso de sal puede incrementar el cáncer de estómago, nasofaringe y de las partes de la garganta. Por ello se recomienda bajar su ingestión y elevar el consumo de antioxidantes, como la vitamina C, E, A, zinc y selenio.

Igual el azúcar, que incrementa las calorías en el organismo. Además, es causante de sobrepeso y obesidad, factores de riesgo también para padecer cáncer.

Frank Pérez, gastroenterólogo, recomienda incorporar la fibra en la dieta diaria para contrarrestar el cáncer colorrectal. Otros expertos coinciden en que la fibra alimenta a los microbios del tracto digestivo y esto propicia un riesgo menor de enfermar.

En muchos casos se recomienda consumir más frutas y vegetales, pero visitar a un experto es recomendable para cuidar la salud. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP