Especial coronavirus

La nueva normalidad será una prueba de civilidad para todos

- 02 de junio de 2020 - 00:00
El uso de la mascarilla es obligatorio e incluso en muchos cantones quien no la utilice puede tener sanciones económicas.
Foto: Archivo / El Telégrafo

Un total de 72 cantones cambiaron su semáforo a amarillo y uno a verde. Autoridades piden respetar el distanciamiento social, el uso obligatorio de mascarillas y evitar las aglomeraciones.

La ciudad de Ibarra (Imbabura) pasó de semáforo rojo a amarillo este día lunes 1 de junio de 2020. La nueva normalidad, en la Ciudad Blanca, evidenció un alto flujo vehicular en horas de la mañana y tarde.

De igual manera, en el centro de la ciudad, sitio donde se encuentran dependencias municipales, gubernamentales y bancos, largas filas se formaban en los exteriores de dichas instituciones, sobre todo en el sector del parque Pedro Moncayo.

En las calles Colón, Bolívar, Sánchez y Cifuente, un gran número de locales y negocios abrieron sus puertas y los clientes se acercaban a realizar compras.

De igual manera, el flujo de personas en las calles se incrementó. La mayoría portaba mascarillas, guantes y gafas, pero la medida de distanciamiento entre las personas no era la indicada, pues se recomienda 2 metros de separación.

Grace Delgado, dueña de un local de venta de calzado, comentó que durante la reapertura de su negocio, tuvo muy pocos clientes, por lo que espera que en los próximos días se normalice. Sin embargo, comentó que teme aún por los contagios.

Asimismo, Yolanda Flores, dueña de un local de ropa, tomó medidas para empezar con esta nueva normalidad, pues tiene alcohol y un rodapié con cloro a la entrada de su negocio.

La nueva normalidad en el país depende del color del semáforo que cada cantón ha decidido establecer, de acuerdo con su situación sanitaria. Hasta el momento, 152 cantones permanecen en rojo; otros 72 cantones en amarillo y uno en verde.

Quito se suma a los cantones que pasarán a esta nueva normalidad, pues desde el miércoles 3 de junio el color amarillo regirá en toda el distrito metropolitano. Pero esta nueva etapa, recomiendan expertos en seguridad, debe ser de manera ordenada y disciplinada. Además significa pasar de la fase de confinamiento a la de distanciamiento social y la reactivación económica y productiva de los cantones.

Con el paso al color amarillo, la ciudadanía debe tomar en cuenta las medidas implementadas por el COE nacional, pero en todos los casos se mantiene el distanciamiento entre las personas, la higiene de manos; el uso de la mascarilla en lugares públicos y la suspensión de las clases presenciales, así como se potencia el teletrabajo.

Otras medidas guardan relación con la movilidad, la restricción vehicular y la apertura de negocios y restaurantes, que deberán vigilar su aforo, según el semáforo. Pero, sin duda, esta nueva etapa pondrá a prueba nuestro comportamiento.

Aeropuerto de Quito aplica estrictas medidas sanitarias

Las operaciones en el aeropuerto de Quito, Mariscal Sucre, en Tababela, se reactivó este primero de junio. Las medidas de seguridad que se implementan en la terminal aérea son pruebas PCR en preembarque, bandejas de desinfección de zapatos, gel antibacterial, control del uso de la mascarilla y toma de temperatura.

En las salas de espera, los pasajeros pueden sentarse a un metro de distancia. En las salas de preembarque el aforo será solo del 50%. El inicio de operaciones es solo con un 30% en las actividades de los vuelos, según lo dispuesto por las autoridades.

A la terminal aérea solo pueden ingresar personas que cuenten con su pase a bordo; el chek in debe realizarse en línea. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP