La música es una opción para futuros bachilleres

- 17 de enero de 2019 - 00:00
Los estudiantes del Conservatorio Superior Nacional de Música, en Quito, tienen aulas especializadas para interpretar sus instrumentos.
Foto: John Guevara / El Telégrafo

Las pruebas para estudiar este arte se iniciarán mañana en el Instituto Superior del Conservatorio Nacional de Música. La carrera dura 6 semestres.

Andrés Castillo, de 18 años, interpreta melodías clásicas con la guitarra más de cuatro horas al día. Él no quiere fallar en las pruebas que rendirá, el próximo 18 de enero, en el Conservatorio Superior Nacional de Música, en Quito.

El joven estudió guitarra clásica, de manera particular, desde los 8 años. Su sueño es especializarse y después viajar al exterior para prepararse como docente en música.

De igual manera, Camilo Crespo, de 20 años, por meses se preparó para rendir la prueba de interpretación musical. Él toca el piano desde su infancia, pues su padre le inculcó el amor por este instrumento, al que le arranca canciones permanentemente.

La institución dedicada al arte -coinciden los jóvenes- les garantizará una mejor posibilidad laboral. “El nivel académico del conservatorio es excelente”, dice Castillo.

Según la Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), en el país 618 estudiantes ya cursan la carrera de música a nivel superior y profesional.

Este viernes, 30 aspirantes rendirán las pruebas de admisión para obtener un cupo en una de las tres carreras del instituto: Instrumento, Canto y Composición Musical.

Mirian Mora, docente y encargada del área de vinculación con la comunidad, indica que el proceso de aceptación se realiza hace cuatro semestres.

Este centro de estudios -según la Senescyt- es uno de los siete del país que tienen procesos de admisión propia, es decir, que exige pasar una prueba adicional a la del test Ser Bachiller.

En esta ocasión -señala Mora- los estudiantes desarrollarán una prueba de rendimiento académico del instrumento, aptitud musical y de teoría musical.

Los que se presenten deberán tener conocimiento previo sobre la interpretación del instrumento seleccionado. “Las pruebas revelan cuáles son los estudiantes idóneos”.

La profesión

Las carreras duran seis semestres y los estudiantes obtienen un título de tecnólogo. Actualmente, en el instituto capitalino se forman 230 futuros músicos.

Las personas que aprueben la evaluación podrán cursar la carrera de Instrumentos (guitarra, violín, piano, trombón y otros). La entidad en la actualidad rediseña las mallas de las otras dos especialidades.

La institución explica que, tras la reforma de la Ley Orgánica de Educación Superior (LOES), el conservatorio podrá emitir, desde este año, títulos de tercer nivel, es decir, la licenciatura, lo cual implica el incremento de dos semestres más.

Hasta el momento -indica Mora- se elabora el reglamento con el que se definirá el inicio de esta nueva modalidad de estudio.

El instituto superior funciona desde 2012 y es regulado por la Senescyt, mientras que el Conservatorio Nacional de Música, donde estudian chicos de 7 a 18 años, lo regenta el Ministerio de Educación (MinEduc).

Para Sandra Marín, vicerrectora del Conservatorio Nacional de Música, las pruebas que exige la Senescyt son necesarias, puesto que el arte es una carrera que no se improvisa. “Los estudiantes, para alcanzar una educación superior, deben tener cierto nivel.

El conservatorio, que es gratuito, recibe estudiantes desde los 7 años. Allí se preparan 666 alumnos, entre niños y adolescentes.

Emilio Salinas, rector del Conservatorio Superior Salvador Bustamante Celi, de Loja, comenta que las pruebas duran cuatro horas y que es imprescindible que los postulantes lleguen con conocimientos musicales.

“Los chicos que acuden al conservatorio superior deben leer música (partituras) y tener conocimiento rítmico solvente. El mínimo de la calificación para obtener un cupo es 7/10”, indica Salinas.

Los postulantes deberán rendir pruebas sobre escalas, intervalos, registros sonoros, fórmulas de percusión, triadas, intervalos, etc. 

Según la máxima autoridad de educación superior del país, en 2017 se registraron en el instituto 2.667 postulaciones y estaban disponibles 785 cupos (581 fueron aceptados); mientras que en 2018 se registraron 2.984 postulaciones para 1.250 cupos (618 los obtuvieron).

Esto significa que en el último año hubo un incremento de 11% en las postulaciones y un aumento de 6,36% de los cupos aceptados.

En las carreras de los conservatorios superiores públicos, en promedio, se gradúan al año 90 profesionales.

Renata Pacheco, exalumna del conservatorio y guitarrista de una banda de trash metal, considera que el incremento de estudiantes significa que hay mayor respeto de la familia por esa profesión.

Las pruebas que ahora se toman -comenta- son necesarias para evaluar si hay vocación en los postulantes sobre estas carreras. (I)

Registros
Las presentaciones
En el Conservatorio José María Rodríguez (Cuenca)  las pruebas de aptitudes musicales se desarrollarán el 21  y  22 de este mes; y en el Salvador Bustamante Celi (Loja) las evaluaciones serán el 22 y 23 de enero.  

3 conservatorios, de acceso gratuito, ofrecen títulos de formación superior en igual número de ciudades.   

El proceso
Una vez aprobada la evaluación del conservatorio, la asignación del cupo dependerá del puntaje obtenido en el examen Ser Bachiller o de la nota habilitada por el aspirante. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo