Lograr una segunda fase de Kioto es lo más importante en Durban, según China

05 de diciembre de 2011 - 12:25

Lograr una segunda fase del Protocolo de Kioto (PK), que vence en 2012, "es lo más importante" de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático (COP17) de Durban dijo hoy en la citada localidad sudafricana Xie Zhenghua, jefe de la delegación china.

En rueda de prensa ofrecida en el Centro Internacional de Conferencias de Durban, el jefe negociador chino destacó que "ni un solo país ha dicho que se saldría del PK, pero hay algunos que no quieren un segundo periodo", en referencia a Japón, Rusia y Canadá.

Estos tres países insisten en que supeditan su apoyo a un segundo periodo de compromiso con el PK a que competidores comerciales como China, India y EEUU asuman similares compromisos de reducción de emisiones.

El Protocolo de Kioto, firmado en 1997 y en vigor desde 2005, es el único tratado legalmente vinculante que fija obligaciones a los países desarrollados -con la excepción de EEUU, que no ha ratificado el pacto- para reducir de emisiones de gases de efecto invernadero, por lo que su renovación es uno de los grandes retos de la cumbre.

"Espero que los otros países aceleren sus acciones para reducir emisiones", añadió Xie, que pidió la "transformación de la voluntad política en acciones tangibles" contra el cambio climático.

En este sentido, el también vicepresidente de la Comisión de Reforma y Desarrollo de China (equivalente a un Ministerio de Economía) aseguró que su país "está preparado para trabajar con todos los países para combatirlo".

Según el jefe de la delegación china, el país asiático "está hablando con muchos países y organizaciones para encontrar soluciones aceptables por las partes y lograr que las conversaciones avancen".

Asimismo, Xie reiteró que su país está dispuesto a aceptar un acuerdo legalmente vinculante de reducción de sus emisiones contaminantes, aunque con una serie de condiciones.

Entre estas se encuentra la renovación, bajo el auspicio del PK, de fondos donados por los países desarrollados para que los estados en desarrollo reduzcan el uso del carbón.

Sin embargo, China no se acogería al posible acuerdo hasta después de 2020, cuando vencen las acciones voluntarias de los países en desarrollo recogidas en el PK.

Estas declaraciones refuerzan las efectuadas el pasado viernes por el negociador chino Su Wei, quien dijo que China no descarta "la posibilidad de un acuerdo legalmente vinculante", cuando, hasta ahora, el país asiático se había mostrado favorable a apoyar este tipo de acuerdos, pero sin someterse a esa obligación.

Xie recordó que, desde 2009, existe un plan vinculante, por el que China se ha obligado a sí mismo a mejorar entre un 40 y un 45 por ciento sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de PIB en 2020 con respecto a sus cifras de 2005.

Esto podría no significar una reducción de sus emisiones en términos absolutos, pero sí relativos.

Preguntado si China, mayor emisor de dióxido de carbono del mundo, debería integrarse en un grupo de mayor responsabilidad ecológica durante las negociaciones, Xie aseguró que "sigue siendo un país en desarrollo" con una renta per cápita de 4.000 dólares en 2010.

La COP17 se celebra en la ciudad sudafricana de Durban (este) entre el 28 de noviembre y el 9 de diciembre.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: