Lesbianas del país se retratan y exhiben sus fotografías en Guayaquil

23 de agosto de 2012 - 00:00

Jéssica Agila se retrató con dos vestuarios. En una de las imágenes que forman parte de la muestra “FotografiaLes”, aparece vistiendo un terno oscuro, como hacía Marlene Dietrich. En el cuello, anudada está la corbata que solo usan los hombres. Con sus manos, hala los extremos de la camisa. En la imagen contigua, aparece con el cabello largo y  un vestido ceñido y corto, que también extiende con sus dedos.

Su trabajo se llama “Mi ropa no te dice quien soy yo”. Son dos de las 35 imágenes que se exponen hasta el 9 de septiembre en el Centro cultural Libertador Simón Bolívar, ubicado en el Malecón de Guayaquil.  

Hay miradas reflejadas en fotografías-documentales que recogen protestas en la calle. La Fundación Causana de Quito presentó una imagen en la que aparece una joven manifestándose frente a un grupo de policías que la miran.    

La maternidad de las mujeres lesbianas, un tema que sigue procesos legales para legitimarse desde esa esfera, aparece retratado en dos imágenes. Una de ellas se llama “Mi mamá es lesbiana y la amo”. Una mujer aparece allí, junto a sus hijos, junto a la estatua ecuestre de Simón Bolívar, en el parque Seminario.

Una joven frente a la barriga prominente de otra, deposita un beso en la piel que recubre al bebé que criarán ambas. Se llama “Tus dos mamis te adoran, bebé” y llegó al concurso desde Riobamba.    

La muestra fotográfica se expuso por primera vez en Machala, donde se formó el colectivo Lesmode. En esta ciudad también funciona la discoteca Blue Moon, un lugar donde se reúnen las mujeres lesbianas de la ciudad orense, espacio que también aparece en la muestra.    

“Soy un trans masculino”

Judith Gustavo viste pantalones de tela, camisa y lleva el cabello corto. Abriendo sus brazos frente a una escalinata, se tomó una fotografía que aparece en FotografíaLes. “Soy un trans masculino, sí señor”, se llama la imagen. ¿Por qué decidiste participar en la muestra? se le pregunta.

Y Judith cuenta parte de su historia. Nació biológicamente como mujer, a los 18 años se empezó a travestir, pero entonces no sabía que era un trans masculino.

Forma parte de la Asociación Lésbica Mujer y Mujer y quiere “hacer incidencia política, para ser tomados en cuenta”.
Las vivencias de las trans femeninas se han hecho visibles a través de los medios de comunicación durante los últimos dos años en Guayaquil, pero no ha pasado lo mismo con los trans masculinos.

“Gracias a Dios yo tengo un trabajo donde me tratan como varón, pero el común de mis compañeros o están sin empleo o tienen que hacer trabajo de carpintero, obrero, más allá de que tengan un título profesional”, detalla Judith.

La muestra se expondrá en Bogotá y Uruguay

Durante la apertura de la exposición fotográfica, el activista gay Óscar Ugarte recordó que por primera vez las mujeres lesbianas se incorporan a los grupos que defienden el derecho a la diversidad en Guayaquil.

Dos asociaciones, Les Mode de Machala y Mujer y mujer de Guayaquil, han trabajado juntas en esta actividad y en otras. Jéssica Agila recuerda que hace dos años recibieron el apoyo de la asociación trans Sembrando Futuro, para encontrar a dos machaleñas cautivas en las llamadas clínicas de “deshomosexualización”.

“A una compañera la ingresaron en Machala; la otra vivía en Guayaquil, pero como su pareja vivía en nuestra ciudad, también la registraron ahí. Durante una semana la buscamos y pudimos sacarla”, recuerda. “Decían que estaba ahí por alcoholismo, pero no, estaba ahí porque la familia no aceptaba su orientación sexual”.

Lía Burbano, de Mujer y Mujer, confiesa que en  cada etapa que se aprecia en las  fotos, las relaciones amorosas, la maternidad, el activismo, la visibilidad y la rebeldía, ella ve un momento de su vida.

La muestra itinerante permanecerá en el museo hasta septiembre. Después viajará a Bogotá y Uruguay, como parte de los encuentros lésbicos feministas.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: