Las mujeres de la tercera edad fueron homenajeadas por las autoridades

- 12 de marzo de 2018 - 01:00
Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda Una Vida, y Andrés Michelena, secretario de Comunicación, compartieron con Eva Vergara, quien vive en el recinto La Palma (Samborondón)
Fotos: cortesía de la Secom

Parte del Gabinete Ministerial y gobernadores se movilizaron junto a Las Manuelas por todo el territorio nacional. Ellos hicieron un tributo, el 8 de marzo, al colectivo femenino y a las personas con discapacidad de escasos recursos.

Tiene 98 años, su tranquilidad se denota mientras pasa sus días recibiendo la fresca brisa del río en su hamaca. Eva Vergara vive en el recinto La Palma, en el cantón Samborondón, y recibe siempre alegre a todo aquel que la visita.

Sus manos son el reflejo del paso de los años, pero aún aprietan con fuerza. Su sonrisa irradia ternura y dulzura. Rocío de Moreno, presidenta del Comité Plan Toda Una Vida, y las brigadistas Las Manuelas llegaron a su hogar, para compartir con ella unas horas, como muestra de afecto y agradecimiento por el legado que ha dejado durante toda su vida.

“Las mujeres tenemos el derecho de levantar nuestra voz, de ser escuchadas, de que nos empoderemos, sin embargo, ¿qué pasa con nuestras viejitas?, ¿por qué no las atendemos ni las visibilizamos? Los adultos mayores son una prioridad para el Gobierno Nacional, pero sus familias tienen la obligación de cuidarlos”, dice Rocío de Moreno.

 La vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña participó en los recorridos en el norte de Quito.

En la casa de Eva hay un movimiento inusual, en la cocina se preparan alimentos para compartir con sus familiares y autoridades que cruzaron en lancha para visitarla. En un chozón Las Manuelas arreglan la mesa en donde compartirán juntos el agasajo y las hijas de Eva se alistan para una celebración que no esperaban, dicen ellas.

“Estoy muy agradecida por este encuentro, están todos en mi casa, eso me pone muy feliz”, expresa la anciana madre de 10 hijos y el vínculo que une a 250 personas que conforman su familia entre hijos, nietos, bisnietos, tataranietos y sobrinos.

Rocío de Moreno se sienta junto a ella a escuchar una serenata como un regalo por el Día de la Mujer, una tradición de antaño que a Eva le recuerda su juventud. “Claro que me traían serenatas, aunque no recuerdo si eran mi esposo o mis novios”, cuenta mientras lanza una carcajada. Las canciones entonadas con una guitarra también las disfrutan sus hijas y nietas que se reunieron en su hogar.

Después de unos momentos, con dificultad y ayuda se levanta de la hamaca y camina hacia un comedor frente al río. Junto a Rocío de Moreno y Andrés Michelena, secretario de Comunicación, pinta con un pincel y varios colores el logo: “Mujeres ejemplo de Toda Una Vida”, dentro de un pequeño plato de barro.

Enrique Ponce de León, ministro de Turismo, homenaje a las madres de Ibarra.

“Similares a estas actividades, que hemos venido a compartir con Eva, se realizaron en diferentes partes del país con apoyo de todos los sectores de Gobierno, a quienes les convocamos y recibimos una respuesta importante, como muestra de solidaridad. A las viejitas tenemos la obligación de cuidarlas y quererles hasta el último día de sus vidas”, enfatiza Rocío de Moreno.

Gran parte del Gabinete Ministerial y gobernadores del país se movilizaron junto a Las Manuelas para llevar alegría y compartir un momento junto a las mujeres. Enrique Ponce de León, ministro de Turismo, no dudó en llevar su guitarra hasta Ibarra y entonar la serenata a María Farinango, de 66 años, a su madre y su hija.

Llegó con flores y chocolates para visitar a esta familia, con la que elaboró pulseras con mullo. “Me llevo una para recordar siempre el grato momento que acabo de tener. Recordar es volver a vivir”, contó el Ministro al despedirse de María.

En el otro lado del país, en Tena, Susana Shiguango, una adulta mayor con discapacidad física, recibió en su hogar a Berenice Cordero, ministra de Inclusión Económica y Social, en la comunidad de Tiwintza.

Ella tiene 65 años y una discapacidad física del 75 % por lo que apenas puede mover sus manos, sus brazos y su cabeza. Susana y la ministra conversaron y compartieron un momento mientras tejían una pulsera con hilo y semillas de la zona, como una muestra de unidad y parte del agasajo a la mujer ejemplo de Toda Una Vida.

Otras autoridades como la vicepresidenta de la República, María Alejandra Vicuña, llegó al hogar de Adelina Panta Párraga, de 60 años, y su familia, en Pomasqui, al norte de Quito. Ella vive con su hija y sus tres nietos, uno de ellos con discapacidad física. “Nuestro reconocimiento a las mujeres valiosas que enfrentan la adversidad, que son jefas de hogar como Adelina, que tiene esa responsabilidad de cuidar con amor a sus nietos, particularmente a Geovanni, un niño con discapacidad”, sostuvo Vicuña.

En otros sectores como el Guasmo Sur de Guayaquil, llegó Johana Pesántez, secretaria General Jurídica de la Presidencia. Con el sonido de las guitarras, que entonaron ‘Guayaquil de mis amores’ inició la serenata que llevaron a Jacinta Suche, una mujer de 84 años, por su día.

Ella vive junto a sus dos nietos, Alisson y Oswaldo, a quienes cuida desde muy pequeños desde que su madre los dejó. “Gracias por acordarse de nosotros los pobres, es grato compartir con personas a quienes nunca hemos tenido la oportunidad de conocer”, dice Jacinta, mientras su nieto regala a los visitantes dulces manabas que ella elabora para vender y obtener recursos económicos.

Pesántez coincide con Rocío de Moreno en la importancia de visibilizar a los adultos mayores, visitarlos y compartir con ellos. “Ha sido enriquecedor conversar y compartir con Jacinta, una abuelita que se sintió muy emocionada con nuestra visita, ya que ninguno de sus 10 hijos ni su familia le acompañaron en este día especial”, comentó.

El abandono que viven muchas de las personas de la tercera edad hizo que el Gobierno fortaleciera sus políticas de atención a este sector. La Misión ‘Mis mejores años’, que forma parte del Plan Toda Una Vida, consolida varios programas para este grupo prioritario y uno de ellos es el incremento de la pensión asistencial de $ 50 a $ 100 a partir de agosto de 2017.

“5.000 personas de la tercera edad son las primeras beneficiarias del incremento y se espera alcanzar unas 500 mil personas, en un período de cuatro años, tiempo en que se levantará el nuevo registro social”, indicó el presidente Lenín Moreno.

En la semana de la Mujer, del 7 al 9 de marzo, más de 150 mujeres formaron parte de este agasajo en el que participaron más de 46 autoridades entre ministros, secretarios, gerentes de empresas públicas y gobernadores a escala nacional, como parte de un reconocimiento a las mujeres del país. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Tags:
Enlace corto: