98% de las operaciones que se realizan en ecuador son exitosos

Las instituciones rinden homenaje a los donantes de órganos en el país

98% de las operaciones que se realizan en ecuador son exitosos
14 de febrero de 2014 00:00

La medicina recetada para combatir la hipertensión arterial provocó un daño colateral en los riñones de Nieves Ramírez, cuya consecuencia fue una insuficiencia renal crónica. Con el 84% de estos órganos afectados, Nieves estuvo sometida durante 3 años y 7 meses a jornadas semanales de diálisis. Cada una duraba al menos 4 horas.

“Fueron momentos duros, pero siempre hubo ‘ángeles’ que nos atendieron y ayudaron a sobrellevar el momento. Nunca perdí la fe de que exista un donante y eso es precisamente lo que hoy me tiene con vida”, reconoce Nieves, de 51 años.

En homenaje a quienes dieron una oportunidad de vivir a personas como Nieves, el Ministerio de Salud Pública (MSP) y el Instituto Nacional de Donación y Trasplante de Órganos, Tejidos y Células (Indot) realizaron un acto especial con los familiares de los donantes. Este fue el caso de Martín, esposo de Martha (nombres protegidos). Al morir de un derrame cerebral, Martín donó todos los órganos que estaban en buenas condiciones, como la piel, las córneas y el hígado.

“Alguna vez yo necesité una pinta de sangre A+ y nos fue muy difícil conseguirla, ni porque pagábamos la pudimos obtener rápido. Eso hizo reflexionar a mi esposo y lo sensibilizó sobre la importancia de donar los órganos. Así lo acordamos y cuando murió en medio del dolor se hicieron todos los procedimientos”, contó Martha durante el agasajo efectuado en Quito al que asistieron alrededor de 8 familiares.

Según el Indot, hasta el momento están registrados 681 pacientes que esperan la donación de órganos, como Margarita Cevallos, paciente oncológica del hospital Eugenio Espejo de Quito. Ella necesita un riñón para mejorar su calidad de vida.

Conseguir un órgano es tarea complicada, tanto por los donantes como por la compatibilidad entre las personas. Nieves, por ejemplo, fue sometida a 2 exámenes prequirúrgicos antes del trasplante de riñón. Solo en la tercera oportunidad el procedimiento se concretó. “Cada vez que me despierto doy gracias a Dios por el nuevo día y aunque me toque tomar hasta 10 pastillas diarias, prácticamente volví a nacer”, cuenta.

Los costos de los exámenes previos al trasplante de riñón y los chequeos posteriores de Nieves fueron cubiertos por el sistema de salud pública a través del Indot.

En Ecuador el número de donantes, según el Ministerio de Salud Pública, se incrementó de 1,2 a 4,3 personas por cada millón de habitantes. El año pasado hubo 63 donantes. Eso determinó también el aumento en las cirugías de trasplante de riñón que en 2008 fueron 18 y en 2013 se logró 105.

“Hemos incrementado enormemente la capacidad de Ecuador en cuanto a donantes. Considero que este proceso de donación y trasplantes simboliza lo que puede hacer un país cuando usa sus recursos coordinadamente”, sostuvo la ministra de salud, Carina Vance. Todos los ecuatorianos son potenciales donantes a menos que expresen algo contrario en el Registro Civil.

Familiares de donantes cadavéricos recibieron reconocimiento por la ayuda brindada. FOTO: MIGUEL JIMÉNEZ
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado