La rana de cristal aguardó 20 años para ser famosa

- 09 de junio de 2017 - 00:00
Juan Guayasamín, biólogo de la Universidad San Francisco de Quito que participó en la investigación, muestra un ejemplar.
Foto: AFP

La especie de rana de cristal descubierta en Ecuador, de las pocas que dejan ver su rojo corazón latiendo, pasó 20 años conservada en formol hasta que Facebook la llevó a la fama.

La diminuta Hyalinobatrachium yaku, encontrada por primera vez en la Amazonía ecuatoriana en 1998 pero descrita para la ciencia en mayo, es una rareza en la familia de las ranas de cristal, distinguidas por su piel ventral transparente.

Este anfibio que alcanza un tamaño de hasta 22 milímetros está entre las 15 especies, de las 153 registradas de este tipo, que muestran su corazón.

En un laboratorio de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) está el primer ejemplar hallado de esta rana. Pálido por el paso de los años y por acción del formol, el espécimen reposa dentro de un frasco con otros anfibios.

Su transparencia, que aún no ha sido ampliamente estudiada, podría ser un mecanismo para despistar a depredadores.  

La deforestación, los asentamientos humanos, la construcción de carreteras y el impacto de la actividad petrolera y minera ponen en riesgo a esta nueva especie, pues destruyen los bosques nativos. Con la Hyalinobatrachium yaku, Ecuador suma 587 especies de ranas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: