86 centros pueden vender sustancias homeopáticas

- 22 de julio de 2019 - 00:00

Verónica Miño, quien optó por la medicina homeopática hace más de 30 años, dijo que su salud y estilo de vida mejoraron gracias al tratamiento alternativo.

Cuando tenía 10 años le detectaron cáncer de tiroides. Tras una operación su madre buscó alternativas para hacer llevadera su enfermedad. Con la medicina homeopática ha logrado obtener una serie de beneficios.

“Para mí ha sido muy satisfactorio porque me evita tomar medicinas convencionales y contaminar mi cuerpo con algo fuerte. Me ayuda a sentir un poco más de equilibrio entre la parte emocional, física y de enfermedades, que en algunos casos vuelven a las personas adictas a pastillas tradicionales”.

Otro caso es el de Valeria Tobar, quien actualmente tiene 25 años. A los 11 perdió a un familiar cercano y entró en depresión, a consecuencia de lo cual sufrió de vitiligo en la nariz (manchas blancas en la piel), además sufría bronquitis.

Durante tres años se realizó tratamientos con médicos convencionales, sin lograr ningún resultado.

“Me mandaron ácidos para quitarme las manchas, cremas, preparados, me querían meter antidepresivos, pero nada me ayudó”, resaltó la joven.

Desde ese momento decidió dejar su cuidado en manos de los homeópatas. Afirmó que se curó del vitiligo, superó la depresión y ya no adolece de enfermedades respiratorias.

Las pacientes consultadas por los Medios Públicos coincidieron en manifestar que para este tipo de tratamiento es necesario ser disciplinado y tomar a las horas indicadas las medicinas.

“Si el doctor te dice que debes tomar el agüita cada hora, tienes que tomarla cada hora. Y si dice en un lapso de tres días, debes respetar esas recomendaciones, hacerlo, entonces los resultados son favorables”, narró Verónica.

El medicamento homeopático es una preparación farmacéutica que se origina de sustancias de tipo animal, vegetal y mineral y de donde se extraen las tinturas o llamadas ‘gota pura’.

Eduardo Granja Maya es médico especialista en terapia neural y trabaja con la homeopatía compleja, que consiste en diluir y activar distintos medicamentos para lograr disoluciones en pequeñas dosis. Él indicó que al administrar las dosis correctas genera el efecto esperado.

La medicina homeopática no se   receta en miligramos como las convencionales, sino que se lo hace en femtogramos (dosis infinitesimales), pues sería la unidad de medida que utiliza el cuerpo humano.

En el país ya existen farmacéuticas encargadas de elaborar estos  medicamentos, además de importar las tinturas madres o cepas, como se las conoce.

Los médicos homeópatas pueden tener entre 20 o 30 cepas en sus consultorios, pero es necesario el diagnóstico del paciente para determinar la dosis y sustancia a administrar. “Cogen la cepa, la impregnan un poco de agua con alcohol o pueden ser unos glóbulos de lactosa, sacuden, eso se llama sucusión, la cual le da al paciente para que se la tome de acuerdo a lo que necesite”, explicó Granja.

María Elena Flores es la gerente administrativa de la Empresa Escollanos en Ecuador, encargada de la distribución de medicinas  homeopáticas en el país. Se las prepara en función del pedido puntual de los galenos, es decir, con la receta que envían.

“Las diluciones son en nano gramos, aún menor que una dosis de medicamento alópata o convencional.

“Estas diluciones son las que permiten eliminar cualquier toxicidad de las sustancias de donde se origina el producto homeopático. También ayuda a  que no hayan efectos secundarios aun así trabajando sobre la cura”, sostuvo Flores.

La Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria es el organismo que se encarga del control, verificación y el que certifica la elaboración y almacenamiento de esos productos, los que deben contar  con los correspondientes registros sanitarios. La entidad señala que en el país existen 86 centros autorizados para comercialización de sustancias homeópatas.

Para Flores, el problema de los medicamentos convencionales es su origen químico, los mismos que provocan efectos secundarios en el organismo de los pacientes, mientras que la medicina homeopática trabaja sobre el origen de la enfermedad.

A escala mundial, la medicina convencional mueve el 98% de las ventas de medicamentos, frente al 2% que en cambio mueve la medicina homeopática. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: