Especial coronavirus

Gratitud eterna a los salvadores del país

- 07 de abril de 2020 - 00:00
Los médicos se han convertido en la esperanza de miles de ciudadanos que llegan a la emergencia de los hospitales. El personal de salud trabaja en muchos casos más de 24 horas, pero lo hace con entusiasmo.
Foto: Cortesía / El Telégrafo

Hoy, al conmemorarse el Día Mundial de la Salud, médicos de Guayaquil y Quito relatan su lucha a diario para salvar más vidas del covid-19. Piden a la comunidad quedarse en casa para frenar la pandemia y las muertes.

¡Gracias por salvarme! ¡Gracias a ustedes me estoy recuperando! Esas son las frases con la que se despiden los pacientes recuperados de covid-19 y que alientan la lucha que mantienen a diarios enfermeras, médicos, intensivistas y emergenciólogos que atienden a portadores del virus en las diferentes casas de salud de Ecuador.

Christian Cando, quien cursa su último año de postgrado en el Hospital Abel Gilbert Pontón de Guayaquil, del Ministerio de Salud, acude todos los días a su turno de 24 horas con el entusiasmo de salvar más vidas.

Justamente, hoy 7 de abril, día en que se conmemora el Día Mundial de la Salud, estará marcado por el esfuerzo que hacen en los hospitales.
Recientemente Christian logró gracias a sus cuidados y al de todo un equipo la recuperación de un reconocido médico del nosocomio.

Este joven galeno teme contagiarse. Sin embargo, asegura que son más las ganas de luchar y de que no los venza esta enfermedad lo que le impulsa a seguir. “Quizás el hospital no sea el más equipado pero tenemos muchas personas valiosas que nos animan a no desmayar”.

De acuerdo al ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, hay 417 profesionales de la salud (médicos, enfermeras y odontólogos) con covid-19.
Aclaró que los 1.600 reportados por el viceministro son sospechosos de contagio.

Stéfanny Camacho es licenciada en enfermería. Ella madruga diariamente para ir al hospital del Guasmo a cuidar a los pacientes o asistir a los doctores. “Mi vida está aquí salvando a mi gente”.

César Delgado, jefe del servicio de Neumología del hospital Metropolitano de Quito, ha recibido 40 pacientes con covid, de los cuales más de 14 están hospitalizados y seis fueron dados de alta. “Hoy todos somos servidores de salud y necesitamos del apoyo de la gente al hacer la cuarentena para doblar la curva de los contagiados”, solicitó.

Cuenta los días y volverá

El galeno Bruno Nativí empezó hace cuatro días el aislamiento en su departamento luego de dar positivo al covid-19, pero cuenta los días para volver a las salas de emergencia de Solca y atender a pacientes en Guayaquil. “Decidí no volver porque sería irresponsable ir a trabajar así aunque no tenga los síntomas”.

Pide al Gobierno los doten de los suficientes trajes de protección. “Queremos que nos den las armas para luchar, de lo contrario habrá cada vez menos médicos”.

Visita a las embarazadas

La manabita Martha Lema conoce a todas las mujeres de su pueblo que tienen bebitos. Ella es médico obstetra. “Yo conozco a las mujeres de mi pueblo, sé quiénes están embarazadas, quiénes tienen el chequeo”, asegura.

Ahora ella se ha puesto otra misión: acompañar a las madres y sus hijos desde sus hogares durante esta etapa de emergencia por el covid-19 para evitar que se propague aún más este virus. Para eso las visita y les pide no exponerse ellas ni a sus hijos.

15 médicos y un paciente

Gloria llegó temprano el 15 de marzo de 2020. Recuerda que una vez que ingresó a su habitación dos jóvenes llegaron. “Hola Glorita, yo soy Andrés y él es Marcelo. Nosotros somos sus anestesistas y la vamos a acompañar todo el proceso”.

Con una bata azul se acostó en una camilla e ingresó a la sala de operaciones. Antes de dormirse, tuvo una idea y se puso a contar con quiénes contaba en ese momento: fueron 15 profesionales los que por dos horas la salvaron de morir de una colecistitis. (I)

Medios Públicos EP