Los estudiantes se alistan para afrontar un desastre

- 10 de octubre de 2018 - 17:05
Los estudiantes participaron en actividades lúdicas para reflexionar sobre la jornada.
Alejandra Monroy / EL TELÉGRAFO

Nadie está exento de ser víctima en un desastre natural. En ese marco y para crear una cultura de prevención, las Naciones Unidas, desde el año 1989, declararon al 13 de octubre el Día Internacional para la Reducción de los Desastres.

La campaña de este año se desarrolla bajo el lema: “Resiliencia para todos”. En Ecuador, las escuelas y colegios se sumaron a la iniciativa y dedican esta semana a la prevención de riesgos.

El Ministerio de Educación organizó una serie de actividades didácticas y lúdicas. Una de ellas se llevó a cabo este miércoles 10 de octubre, en el auditorio de la Institución Manuela Espejo, al norte de Quito. Estuvieron presentes 300 estudiantes de los colegios: Simón Bolívar, San Francisco, Escuela de Educación Especial (EFEER) y Luis Napoleón Dillon.

Ante ellos, el ministro de Educación, Fander Falconí, expresó que se pretende reducir las vulnerabilidades ante los posibles desastres. Además, agregó que el desafío es contar con un nuevo prototipo de construcción educativa para tener una mejor precaución y se comprometió a incorporar más temas de prevención en las mallas curriculares.

El investigador y sismólogo Hugo Yépez también intervino en el acto. Él dijo a este Diario que “es muy importante que se reconozca la debilidad estructural en las infraestructuras educativas, ese es el primer paso para tomar acciones”.

Los estudiantes que asistieron también recibieron un kit de material didáctico que contenía el juego de mesa “Riesgolandia”, creado por la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (Unisdr), con el apoyo de organismos internacionales.

Al lanzar un dado y avanzar por cada casilla del tablero, los pequeños de educación básica se divierten mientras refuerzan los conocimientos en torno a las zonas seguras, el mapa de riesgos, las brigadas y comités de emergencias de su escuela para prevenir el peligro. En el patio del establecimiento también se instaló una versión gigante del juego.

La viceministra de Gestión Educativa, Mónica Reinoso, explicó que las actividades por la reducción de los desastres involucran a todos los planes del Ministerio y se prolongarán con las fases de capacitaciones para los docentes con el apoyo de Care, ADRA, Plan Internacional y Unicef.

De acuerdo con las cifras de Educación, entre mayo y diciembre de 2017 se realizaron 61.964 simulacros. En lo que va del 2018, de enero a octubre, se han llevado a cabo unos 74.227 en todo el país.

De la misma manera, dentro del Plan Nacional de Lectura los estudiantes revisarán contenido y material de apoyo de los desastres naturales, mientras que los más pequeños ya dibujaron carteles relacionados con las emergencias, que se exhiben en las carteleras de 15 mil instituciones. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: