Conozca las 5 enfermedades que atacan a las mascotas en el invierno

El exceso de humedad y la aparición de parásitos están entre los factores que perjudican a los animales de compañía. La picadura de mosquitos ocasiona dolencia.
01 de febrero de 2019 00:00

Luna, un perro labrador adulto, perdió el sueño en las últimas dos semanas. Los primeros síntomas aparecieron con escozor en las patas y luego con comezón en las orejas. 

Ella, por la noche, sacudía su cabeza, de izquierda a derecha, para aliviar el intenso picor. También se volvió huraña con las otras mascotas.

La veterinaria Norka Moreno diagnosticó que Luna padece de otitis. Una dolencia que, junto a otras cuatro más, aparece en los climas excesivamente húmedos, como el que experimenta actualmente Guayaquil.

La aparición de parásitos (ácaros) también es otro factor que la puede provocar.

La doctora del consultorio Koky, de Guayaquil (La Alborada), señala que la presencia de ácaros es normal hasta cierto grado, pero cuando lo sobrepasa requiere de tratamientos específicos.

Las afecciones provocadas por las garrapatas están en la lista de las que se reproducen más en la estación lluviosa.

El veterinario y dueño de Super Doc, Francisco Quingaluisa, explica que actúan como vectores que provocan infecciones como la babesia, ehrlichiosis y micoplasmosis.

A diario  atiende entre 10 y 12 canes por picadura de garrapatas.  Cuando desarrollan la enfermedad presentan decaimiento y pérdida de apetito. En cambio, la picadura de pulgas en los gatos produce anemia y problemas de coagulación.

“En ocasiones estas señales se confunden con la depresión del animal o se cree que están asustados”.

Quingaluisa advierte que cuando no son tratadas a tiempo la enfermedad afecta la sangre e, incluso, daña el hígado y los riñones. Por ello, recomienda la aplicación de productos con anticipación  (al mes o trimestralmente) y administrar vacunas.

Según Xavier Bravo, presidente de la Asociación de Veterinarios de Pequeñas Especies (Asovetpe) y dueño de la Clínica Veterinaria de Guayaquil,  los cambios bruscos de temperatura en el ambiente  bajan la defensa de los perros y gatos. “Desarrollan hongos, infecciones en la piel y en los oídos”. 

Para evitarlo aconseja bañarlos cada 15 días y administrarles vitaminas. “Cuando se mojan deben secarlos bien”.

El galeno de mascotas asegura que los principales temas de las consultas son infecciones por picadura de garrapatas y los problemas respiratorios.

Esta última categoría se subdivide en dos: el distemper (conocido como moquillo) y el parvovirus.

Los síntomas del primero son: secreción nasal y ocular, infección estomacal e incluso con convulsiones y ataques cardíacos; y del segundo, infección estomacal, vómitos y diarreas.

A diario atiende hasta cinco mascotas por cada una de las patologías. “Hemos tenido proliferación de gusaneras por los problemas de la humedad”.

Otra de las enfermedades a las que están expuestos los animales de compañía es el “gusano del corazón”, advierte Andrés Ortega, director de la carrera de Veterinaria de la UTE.

Esta dolencia -indica- la transmiten picaduras de mosquitos, caracoles y garrapatas en sus fases larvarias.

“Esta patología daña los glóbulos rojos, se acumula en los vasos y no permite que la sangre lleve el oxígeno al resto del cuerpo”.

Ortega recomienda evitar la automedicación de analgésicos que pueden causar úlceras, intoxicaciones e infartos a las mascotas. (I)   

La doctora Norka Moreno, de Veterinaria Koky, revisa las orejas de Luna, un labrador adulto afectado por otitis por el cambio de clima en Guayaquil.
Fotos: Jimmy Tapia / EL TELÉGRAFO
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado