El empleo infantil en agricultura crece por conflictos y desastres, dice la ONU

- 12 de junio de 2018 - 07:30
Foto: Referencia-Internet

El número de niños que trabajan en la agricultura ascendió hasta los 108 millones en el mundo, impulsado en parte por los conflictos y los desastres naturales, señaló este martes 12 de junio, la ONU en el Día Mundial contra el Trabajo Infantil.

El director general adjunto de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), Daniel Gustafson, afirmó en un acto en Roma que en los últimos años se ha incrementado el trabajo infantil tras una serie de descensos por la intensificación de los conflictos armados, los desastres relacionados con la meteorología y la migración forzada.

"Es probable que los niños que trabajan muchas horas continúen engrosando las filas de los pobres y hambrientos. Como sus familias dependen de su trabajo, esto priva a los niños de la oportunidad de ir a la escuela y les impide obtener empleos decentes e ingresos en el futuro", advirtió.

Gustafson relacionó así el objetivo de erradicar el hambre para 2030 con el de acabar con el trabajo infantil para 2025, como fija la agenda de desarrollo sostenible aprobada por la comunidad internacional en 2015.

Las últimas estimaciones de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) reflejan que se ha pasado de involucrar a 98 millones de niños en las actividades agrícolas en 2012 a un total de 108 millones en 2016, cifra que representa el 71 % de los 152 millones de menores que trabajan a nivel mundial.

El especialista de la OIT, Simon Steyne, explicó que se trata en su mayoría de un empleo "no remunerado" que comienzan a desempeñar los niños de entre 5 y 7 años en las familias pobres, y que con el tiempo suele volverse "más peligroso".

Bernd Seiffert, técnico de la FAO, agregó que, a diferencia de las pequeñas tareas en el hogar, se debe luchar contra las ocupaciones que interfieran con la educación obligatoria de los niños, incumplan la edad mínima para trabajar y resulten peligrosas o dañinas.

Con el fin de garantizar una transición a un empleo juvenil seguro a partir de los 18 años, Seiffert apuntó que están promoviendo actividades alternativas con métodos biológicos en lugar de usar pesticidas, medidas de protección social o la alimentación escolar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: