El CES designa Comisión para dirigir la U. Estatal ante disputa

- 16 de octubre de 2018 - 21:50
Adrián Bonilla, de la Senescyt y Catalina Vélez, presidenta del CES, explicaron que la intervención durará 90 días.
Foto: www.flickr.com

El jueves se posesionará a los integrantes; Roberto Passailaigue asume la presidencia. El Ejecutivo dispuso que el hospital Universitario retorne a la administración de la universidad.

La devolución del manejo del Hospital Universitario por parte del Estado a la Universidad de Guayaquil y el mejoramiento de los laboratorios del centro de educación superior fueron  anunciados este martes 16 de octubre por el secretario nacional de Secretaría de Educación Superior, Ciencia, Tecnología e Innovación, Adrián Bonilla.

El funcionario señaló que ambas medidas, decididas por el presidente Lenín Moreno, serán detalladas mañana, cuando está previsto que se posesione la Comisión Interventora de Fortalecimiento Intitucional (CIFI) designada el lunes por el Consejo Nacional de Educación Superior (CES).

El titular de la Senescyt y la presidenta del CES, Catalina Vélez, explicaron este martes 16 de octubre, en Quito, la decisión de intervenir el centro educativo más grande del país.

Vélez señaló que la medida “busca garantizar el derecho a la educación superior, el normal funcionamiento de la Universidad de Guayaquil, mantener la continuidad de sus procesos y precautelar el patrimonio, los que se vieron afectados en estos días”.

Bonilla dijo, por su parte, que la decisión se adoptó en razón de los brotes de violencia registrados en la institución guayaquileña a raíz de la actuación paralela de dos rectores.

Las autoridades llamaron a los bandos en disputa a unirse en torno al objetivo común del bien de la institución universitaria.

El período de intervención está previsto que dure 90 días. Una vez que la comisión, presidida por el exministro de Educación, Roberto Passailaigue, se posesione este jueves, sus miembros deberán elaborar y presentar al CES un plan de acción.

Entre los encargos del organismo están lograr que las actividades académicas inicien el 22 de octubre, como está planificado y organizar elecciones de nuevas autoridades que garanticen el retorno a la normalidad en el centro de estudios.

Vélez y Bonilla coincidieron en que la normativa vigente permite la intervención y autoriza a Passailaigue a hacer las veces de rector y a la comisión interventora a reemplazar temporalmente al Consejo Universitario.

Resguardo policial continúa

Los exteriores del edificio central de la Universidad de Guayaquil aún permanecen bajo custodia policial. Cerca de 12 gendarmes cuidan el lugar luego de los enfrentamientos suscitados el pasado 11 de octubre entre docentes, trabajadores que respaldaban la subrogación y los que estaban en contra.

Este martes 16 de octubre Diana Villón, de 28 años, bajó del rectorado llorando y desesperada. Contó que desde el primero de octubre ha intentado matricularse en la carrera de CPA.

“Me dicen que no hay sistema, ahora me salen con que no hay rector. Tengo un documento que debe ser firmado por la autoridad. Temo perder mi carrera porque es el último semestre que tengo por ver”.

Se enteró de la nueva intervención “pero no puedo esperar los 90 días que durará porque perderé mis estudios”.

Rommel Martínez, procurador síndico del centro de estudios, aseguró que el Consejo Universitario está suspendido hasta que la intervención finalice. “Nunca una intervención va a ser bienvenida pero es una medida que ha tomado el CES como órgano rector y hay que cumplir”.

Por su parte, Wellington Ortiz, representante de los servidores en el Consejo Universitario, señaló que esperan que la Comisión que presidirá Passailaigue, escuche a cada uno de los empleados con nombramientos que han sido sometidos a persecución y acoso laboral.

Aseguró que la doctora Gulnara Borja, quien el pasado 2 de octubre se autoproclamó rectora de la institución, será quien reciba a la Comisión.

Culpó al movimiento Cambio UG de la intervención que la universidad tuvo. Asimismo, Otto Villaprado, vicerrector de bienestar estudiantil, dijo que la institución no se merece una segunda intervención.  

“El CES escogió la opción más fácil después de exigir que respetaran el estatuto respecto a los artículos 45 y 46. Esperamos que los que integren esta Comisión tengan la suficiente sabiduría y amor por el centro para que no haya ningún tipo de pacto político y ayuden a depurar y limpiar a la universidad. Como autoridad no nos queda más que trabajar en conjunto”.

Además recordó que la intervención anterior “en vez de ayudar a mejorar las cosas, las empeoraron”. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Somos Familia
Somos familia

¿Buscas la armonía en tu hogar? Aquí encontrarás algunas ideas para aplicar con tus hijos.

Suscribirse Ejemplo