Alexandra Córdova: “Una persona solo muere cuando es olvidada y mi hijo está siempre aquí”

- 13 de mayo de 2018 - 00:00
Foto: Carina Acosta / EL TELÉGRAFO

Ella repasó la dolorosa historia de su hijo. Dijo que las autoridades no han hecho “nada” para investigar el caso y que denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y ante las Naciones Unidas.

En la sala de su departamento en Quito hay fotografías en diferentes edades de su hijo, David Romo, desaparecido hace 5 años. Para su mamá, Alexandra Córdova, el Día de la Madre será muy triste. Ella conversó con El TELÉGRAFO sobre las investigaciones de la Policía y de la Fiscalía.

¿Cómo pasará el Día de la Madre?

Desde que desapareció mi hijo todo cambió. El mes de mayo no será igual. Estaré con mi hija, María Fernanda, pero siempre faltará David, mi otra mitad, que nos quitaron, el 16 de mayo del 2013.

¿Cómo festejaba antes esa fecha?

Mi hijo David y mi hija me preparaban el desayuno y me llevaban a la cama. También salíamos con mi madre y mi hermana a comer o nos reuníamos en mi casa. Siempre estará esa silla vacía esperando por él.

¿Cuántos años tendría David ahora y cómo siente su ausencia en la cotidianidad?

El 31 de mayo cumpliría 26 años. Su ausencia se siente, pero también nos mueve a buscarlo y a esperar el milagro de verlo nuevamente. Lo que más deseo es que  esté vivo. Una persona solo muere cuando es olvidada. Y mi hijo está siempre aquí, nos mueve para seguir en esta lucha tan difícil y desigual.

¿Cuántos casos hay en el país como el de David?

Hay 3.000 personas desaparecidas. Las autoridades, la ciudadanía y el país deben pensar que no solo hay estos casos, sino que mañana esto le puede suceder a cualquiera. Todos debemos exigir la verdad, la justicia y la seguridad.

¿Por qué dice que las autoridades encargadas no han hecho nada?

Porque la investigación no ha sido transparente y tiene irregularidades, contradicciones y vacíos. Ninguna autoridad ha hecho nada. Ya han pasado 5 años y he exigido al Estado la verdad. Mientras más analizo los expedientes del caso, veo más irregularidades.

 ¿Puede señalar algunos de los errores de la investigación?

Un testigo protegido dio un testimonio a un juez. Le contó que dijo al agente de policía, J.P, quien estuvo a cargo de la investigación de mi hijo, que David fue llevado a una supuesta clínica de adicciones en contra de la voluntad. El testigo señaló que mi hijo fue secuestrado. Pero Padilla no comunicó  nada de eso a sus superiores ni a nuestra familia. David fue visto por última vez en el bus, número 4, de la compañía Transhemisféricos. El aprendiz de controlador robó su celular. Y eso tampoco fue investigado de manera efectiva. Hay contradicciones sobre cómo fue ese robo.

¿Qué dijo la Comisión de la Verdad creada para este caso?

La Comisión de la Verdad nos dijo que mi hijo fue asesinado en el sector de Pisulí. Pero él estaba en Rumicucho, cerca a la Mitad del Mundo, entonces,  ¿cómo aparece en otro sector? ¿Quién ordenó el secuestro y que lo lleven hasta allá? ¿Quién pagó por su estadía en esa supuesta clínica? Lo retuvieron en contra de su voluntad, con tratos crueles e inhumanos, según el testimonio de un testigo.

 ¿Cuál era el interés de la clínica para capturar a su hijo y a otras personas?

La clínica solo era un membrete, se llamaba Unidad y Esperanza. Era una fachada y no tenía papeles para su funcionamiento. Según versiones del allanamiento del 7 de noviembre del 2013, allí había tráfico de drogas, abigeato, un camal clandestino, en el cual los jóvenes capturados mataban a las reses. Además había tráfico de personas. Faltó investigación de la Fiscalía y de la Policía para saber lo que sucedía en esa supuesta clínica.

Pero hay 5 detenidos y un prófugo.

Son los propietarios de la clínica detenidos en el 2017, y después vincularon a otros. Es una investigación que estaba en reserva. Entonces, ¿cómo llegaron a descubrir eso?

¿Cuántos tiempo se mantuvo el expediente reservado?

Estuvo así durante 2 años y 5 meses y creo que fue para encubrir a alguien o para justificar que hacen algo. Bastó con denunciar esto en un programa de televisión y se abrió esa reserva.¿Qué ocultaban? La autoridades decían que tenían todo, pero la Fiscalía no quería dar el paso decisivo.

¿Qué dicen las escuchas telefónicas de los investigadores  al entorno de los propietarios de la clínica?

Se hicieron entre 2015 y 2017, y señalan cómo negociaban con jueces y fiscales el tiempo detención de personas. Además, de  policías que les avisaban los operativos. Se trata de una red delincuencial muy grande. No sé si tiene alguna relación con David.

¿Qué criterio tiene de la  Dirección Nacional de Delitos Contra la Vida, Muertes Violentas, Desapariciones, Extorsión y Secuestros (DINASEP)?

Existe la institución, pero solo con letreros y es una mezcla de todo. No tiene personal capacitado. La prueba es que siguen desapareciendo personas. ¿Por qué no piden ayuda a gente especializa en el exterior? Hace un año propuse la creación de un instituto especializado en el tema, pero con personal civil, y de una secretaría de Desaparecidos.

¿Por qué tiene dudas de la formación académica y humana de las fiscalía especializadas?

Me han dado un trato cruel. No reconocen nuestra situación de víctimas. Se han vulnerado todos nuestros derechos. Me dicen que a mi hijo “lo asesinaron e incineraron como a un cerdo hasta hacerlo polvo”. No tienen pruebas científicas sobre eso.

¿Cree que su hijo está muerto?

No quiero pensar eso. Quiero imaginarme que mi hijo está vivo. No puedo pensar que lo hayan torturado y yo no sepa nada de lo que le pasó. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: