Ecuador, 05 de Julio de 2022
Ecuador Continental: 12:34
Ecuador Insular: 11:34
El Telégrafo
Comparte

Lily reza todos los días para que su hijo policía no se contagie de covid-19

Lily reza todos los días para que su hijo policía no se contagie de covid-19
Foto: Cortesía
10 de mayo de 2020 - 00:00 - Redacción Web

De la celebración con toda la familia reunida en la casa de su hermana, este año Lily López deberá conformarse con las videollamadas para recibir el cariño de sus hijos, nietos y nueras por el Día de la Madre.

Pero Lily sabe que ese distanciamiento es lo mejor. Es fuerte y el amor que siente por su familia le permitirá sobrellevar los cambios que ha tenido que atravesar a raíz de la emergencia sanitaria que se vive en el país por la covid-19. Es tan fuerte que ella misma enfrentó a la enfermedad.

Lily Elizabeth López Peñafiel, de 57 años, vive en el cantón Milagro (Guayas) y es tecnóloga médica del laboratorio clínico del Hospital de la Policía de Guayaquil. Recuerda que el 15 de marzo tomó una muestra de un paciente a quien luego se diagnosticó con covid-19. "A raíz de eso nos encerramos en casa, a los tres o cuatro días caímos con síntomas, todos, el hijo que vive conmigo, mi esposo e incluso la muchacha que trabaja puertas adentro", apunta.

En esa situación, su hijo Cristian Sigcho López, quien es policía, se vio en la tarea de llevarles la comida y las medicinas todos los días. Como precaución, les dejaba lo necesario afuera de la casa. Era duro, pero necesario.

"Mi miedo era porque mi mamá es diabética e hipertensa", cuenta Cristian. El temor de ver enferma a su mamá se acrecentó debido a que una tía, hermana de Lily, falleció a causa de la enfermedad.

La vida de Lily cambió por completo. Esta madre acostumbrada a servir a otros en el hospital y dirigir su negocio de confección de chalecos antibalas, tuvo que apartarse para estar en cuarentena. "Tuve hasta la falta de respiración", dice. Para superar por completo la enfermedad decidió tomar vacaciones. Su trabajo recién lo retomó el pasado miércoles 6 de mayo.

Ahora asiste al trabajo bien protegida, pero en su mente ronda el temor de que su hijo Cristian se pueda contagiar. Con 6 años y 9 meses en la Policía, por la emergencia, el joven de 30 años tuvo que pasar de sus funciones en atención ciudadana en una UPC al control en un check point en el peaje de Boliche. Allí controla a vehículos y que se cumpla con los salvoconductos.

"Mi mayor preocupación es que se pueda contagiar en la calle. Él tiene sus niños pequeños, por eso le pido a Dios cada día que lo acompañe y lo cuide y que no se me enferme", relata Lily.

Esta madre cuenta que todos los días se comunica con él vía WhatsApp. "Los más afectados son mis nietos. Nos hacemos videollamadas, pero no puedo ir a darles besos y abrazos. Me dicen: 'mami te extraño'. Nos queda resignarnos, seguir adelante, pedir a Dios que todo esto pase pronto".

Su voz se entrecorta cuando recuerda a su amada hermana. "Ya va a ser un mes que falleció. No vivía con ella, éramos cercanas, si no nos veíamos, hablábamos por teléfono. Me pude despedir de ella el día antes de su muerte".

Y era precisamente su hermana la anfitriona todos los años para celebrar el Día de la Madre. Era en su casa donde todos se reunían a comer y compartir momentos alegres. "Este año tendremos que estar encerrados, cada uno por su lado, sin podernos dar una muestra de afecto o cariño de manera presencial", lamenta Lily. Pero inmediatamente pasa del lamento a la esperanza, porque como dice ella: "todo esto pasará". (I)

Contenido externo patrocinado

Ecuador TV

En vivo

Pública FM

Noticias relacionadas

Social media