¿Por qué se viralizó el #10YearChallenge?

- 16 de enero de 2019 - 17:14
La artista Niki Minaj también se sumó a esta tendencia y publicó un montaje en su cuenta de Instagram.
@nickiminaj

2019 se abrió paso con un hashtag que cobra fuerza: #10YearChallenge. En las redes sociales alcanzó lugares privilegiados mostrando imágenes de cómo lucía una persona hace 10 años.

Del reto son parte populares figuras del espectáculo como Niki Minaj, Jennifer López, Reese Witherspoon, Thalía, Ellen Degeneres o Jessica Biel, lo que incitó a que también usuarios a nivel mundial acudan a su baúl de recuerdos, suban una foto de 2009 y la comparen con una imagen actual, perennizando su "antes y después".

En las redes sociales, este concepto se enfoca con el hashtag #HowHardDidAgingHitYou challenge (Qué tanto te golpeó la edad) o #GlowUp challenge (Muestra tu brillo).

El psicólogo Ramiro Segovia resumió a esta tendencia bajo un concepto de "pavo real". Es decir, que las personas "muestren sus plumas" como una señal de que se ven mejor con los años.

"Las mujeres muestran -por ejemplo- que han perdido peso, aunque muchas veces son gracias a las cirugías estéticas. Y los hombres hacen alarde de sus músculos. En otros casos presumen que antes estaban solteros y que ahora tienen familia", explicó.

No se conoce con exactitud el origen de esta tendencia. Hay expertos que estiman que se relacionaría con el espacio de recuerdos que ofrece Facebook, en donde muestra cómo era una persona en años anteriores.

El primer tuit que se registra con el hashtag  #10YearChallenge es:

Cristian Espinoza, director de Cobertura Digital, en cambio opinó que esta moda nace desde la comunidad de Twitter que despierta tendencias a través del hashtag. "Los tuiteros tienen espacio para difundir su pensamiento a través de ciertos tópicos".

"Este movimiento en redes sociales no es nuevo y es propio de la comunidad que busca participar en diferentes segmentos", añadió Espinoza.

Rolando Oviedo, analista en sistemas, opinó que #10YearChallenge ha sido el hashtag que ha tenido mayor respuesta porque permite que las personas pongan sus publicaciones desde otros ángulos, especialmente a través de memes.

Uno de los ejemplos más "rodados" son el de Jennifer Aniston en 2009 y otro bajo un montaje de Iggy Pop, en 2019. También se destaca otro montaje de un niño en 2009 en cotejo con la imagen de la mujer transgénero Ángela Ponce, miss Universo de España.

Kate O'Neill, editora de Wired, mencionó en su cuenta de Twitter otra cualidad que ha despertado este experimento y es sobre la creación de sistemas de reconocimiento facial.

La revista digital Alaka, en cambio, reflexionó sobre este fenómeno advirtiendo que las fotos de la gente que sube a las redes sociales para comparar su aspecto "son una sencilla forma de entrenar sistemas de reconocimiento de imágenes y de reconocimiento facial".

Así menciona programas en Microsoft que ofrece servicios para calcular la edad como How-Old.net o localizar a un gemelo fantasma en Twins or not. Net.

Según el artículo, "los usuarios se han convertido sin saberlo en potenciales ayudantes de Facebook, Twitter o Instagram si estas redes quieren usar esas fotos para entrenar esos algoritmos".

Espinoza concluyó que la gente debe considerar que estos posteos ponen en evidencia que todo lo que se hace en Internet deja una "huella imborrable".

De ahí que la gente debe tener criterio al momento de subir fotos. "A veces hay una falta de conciencia de cómo vamos dejando una huella imborrable de todo lo que publicamos en Internet y mañana no nos puede gustar". (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: