Hoy vuelven a las aulas los estudiantes de octavo, noveno y décimo año de educación general básica

1.140 alumnos estrenan plantel en Orellana

- 02 de septiembre de 2015 - 00:00
Alrededor de 200 mil nuevos inscritos hubo este año en el sistema educativo fiscal. 195 planteles del país cuentan con la modalidad del Bachillerato Internacional. Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

Hoy vuelven a las aulas los estudiantes de octavo, noveno y décimo año de educación general básica

Quito, Cuenca, Ambato y Tulcán.-

Eran las 08:00 en el Colegio Manuela Cañizares, ubicado al norte de Quito, y la ceremonia de inauguración del año lectivo 2015-2016 estaba a punto de empezar. Mientras los cerca de 1.500 estudiantes de bachillerato se formaban en el patio principal, Jhon Estrada y Steven Torres permanecían en un costado del graderío. Los jóvenes aún no tenían asignado un paralelo porque son nuevos en el plantel. En julio de este año sus padres iniciaron los trámites para que fueran a una institución pública.   

En total, el 25% de los 196.295 nuevos inscritos en el sistema fiscal de la Sierra y Amazonía corresponde a traslados, es decir alumnos que migraron de colegios fiscomisionales o particulares a uno en el sistema público.              

Rocío Reinoso, madre de Steven, comentó que el proceso no fue complicado. Ella entregó una planilla de luz en una de las sedes y el sistema le asignó este plantel. Entre las razones que primaron para que optara por cambiar de colegio a su hijo figuró el nivel académico y la gratuidad de la educación pública.  

En el caso de Jhon, sus padres decidieron el cambio pensando en el valor agregado que implica obtener un bachillerato internacional.    

A escala nacional, el ‘Manuela’, al igual que otros 195 planteles, cuenta con este tipo de bachillerato.

A 5 kilómetros del nuevo colegio de Jhon y Steven se ubica el Colegio Experimental 24 de Mayo. Ahí también hay estudiantes que vienen de unidades educativas privadas. Una de ellas es Laura Peralta. Hasta noveno de básica estudió en una academia militar.

Este es su segundo año en el colegio fiscal asignado. Además del proceso de adaptación con sus nuevos compañeros, del horario de clases y de las actividades deportivas y culturales, Laura comentó que los principales cambios que experimentó fueron a nivel académico y disciplinario. “El año pasado me quedé en supletorio en 2 materias. Me di cuenta de que tenía algunos vacíos, sobre todo en Matemáticas”, indicó la alumna que ayer inició su primer año de bachillerato.

Algo similar vivió Kevin Guaynalla, estudiante de segundo de bachillerato del Colegio Experimental Simón Bolívar. Para él los vacíos en Matemáticas y Física en la anterior unidad educativa hicieron que el año pasado se quedase supletorio en 4 materias. A diferencia de Laura, Kevin indicó que el nivel de inglés de su anterior institución era mayor al actual.

Alina Ramírez, rectora del ‘Simón Bolívar’, estima que el porcentaje de jóvenes que provienen de establecimientos particulares oscila entre el 15% y el 20%.

En esa institución se educan  cerca de 3.000 estudiantes (desde octavo de básica hasta bachillerato). Está previsto que hoy ingresen a las aulas los estudiantes de octavo, noveno y décimo de Educación General Básica Superior.

En la mayoría de instituciones el ingreso será a las 08:00 y la salida a las 13:00. Durante el primer día de clases, los chicos aprovechan para conocer los paralelos que se les asigna, se inscriben en las líneas de transporte para ir a sus casas y se familiarizan con los profesores.

Orellana estrena plantel

Fue un día para recordar tanto para los padres como para los alumnos del cantón Joya de los Sachas, en Orellana. En el lugar el vicepresidente Jorge Glas inauguró oficialmente el año escolar con una nueva unidad del milenio.

Lleva el nombre nada menos que de la primera huaorani contactada y quien llegó a ser la máxima líder de su nacionalidad: Dayuma Kento.

Con una inversión superior a los $ 2,2 millones, laboratorios nuevos, áreas verdes y demás facilidades, el plantel albergará a 1.140 alumnos. “Este es el ejemplo de cómo el petróleo ecuatoriano sirve en primer lugar a las comunidades amazónicas”, dijo Glas en referencia a la unidad, financiada con las rentas de la venta del crudo.

El Segundo Mandatario destacó en su discurso el compromiso de los docentes, y de cómo la educación se ha convertido ahora en un derecho y no un privilegio.

Mientras que el ministro del ramo, Augusto Espinosa, anticipó que las propuestas de las nacionalidades indígenas y amazónicas serán incorporadas en el nuevo Plan Decenal de Educación 2016-2025. “La educación intercultural no desaparecerá”, reiteró Espinosa, indicando que el trabajo se enfocará en la preparación de los docentes bilingües, quienes serán de las nacionalidades.

Al momento 21.368 docentes se capacitan en universidades ecuatorianas y otros 59 mil recibieron cursos sobre tecnologías de la información y la comunicación (TIC), previo al inicio del año lectivo.

Tanto Glas como Espinosa recordaron que la inversión de $ 122 millones hecha este año se dirigirá a universalizar el bachillerato y crear más oportunidades para los jóvenes como  Jhon y Steven, quienes hoy prefieren la educación pública. (I)

La escuela Dayuma Kento es la unidad del milenio número 54 a escala nacional. Está ubicada en Orellana con jornadas matutina y vespertina. Foto: Cortesía

4 de septiembre, simulacro escolar en Mulaló

El 98.52% de los estudiantes, que ayer iniciaron el ciclo Sierra y Amazonía, han sido ubicados a menos de 5 km de su domicilio. Esto también ocurrió en las 88 instituciones, particulares, fiscomisionales, municipales y fiscales, cerca al Cotopaxi.

Por ejemplo en la escuela Juan de Dios Morales, de Mulaló, arrancó el año escolar 2015-2016 con 1.500 alumnos, a quienes previamente se les entregó su kit de protección que incluye mascarillas contra la ceniza. En total se repartirán 19.652 kits de seguridad.

A pesar del decreto de alerta amarilla en la zona, decretada el 14 de agosto, el distrito anunció que no serán suspendidas las clases en los colegios en zonas vulnerables. “Tenemos un plan de contingencia para que en el caso de una eventualidad la comunidad educativa pueda dar una respuesta adecuada”, explicó Luis Ochoa, subsecretario de Apoyo, Seguimiento y Regulación de la Educación. El 4 de septiembre se realizará un simulacro en Cotopaxi.

En otras partes de la Sierra también iniciaron las clases, como en Tulcán, con 26.930 estudiantes inscritos en 61 establecimientos fiscales, fiscomisionales  y particulares. Patricia Vaca, directora del Distrito 1, dijo que el bachillerato tuvo un aumento del 40% de estudiantes.

Mientras que en Cuenca el año escolar inició en la repotenciada Unidad Benjamín Ramírez. Hubo un incremento de la matrícula del 8%, es decir 29.251 alumnos nuevos en la zona 6. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: