¿Qué tan mortal es el COVID-19?

- 04 de marzo de 2020 - 10:22
Según las últimas cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 4 de marzo de 2020 existen 3.214 fallecidos en los países en los que se ha presentado.
Foto: Cortesía

Desde que se empezó a conocer los primeros casos de contagio del coronavirus-COVID-19 en la ciudad china de Wuhan, en diciembre de 2019, este virus ha acaparado la atención pública a escala mundial.

El COVID-19 ha logrado paralizar a una potencia como China, suspender eventos como el “Mobile World Congress” o el Carnaval de Venecia y amenaza la movilidad de millones de personas.

Pero una de las grandes preguntas que ha mantenido ocupados a los expertos y a las autoridades sanitarias es cuán mortal es esta nueva enfermedad.

Según las últimas cifras publicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta el 4 de marzo de 2020 existen 3.214 fallecidos en los países en los que se ha presentado.

El Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC), en un estudio realizado en febrero de este año, señala que las personas de la tercera edad  son más susceptibles a este mal, sin embargo en la población en general, el índice de fallecidos llega apenas al 0,2%.

De hecho, según los datos que ofrece este informe, a partir de los 60 años aumenta el riesgo, sobre todo si la persona tiene otras enfermedades que pueden afectar su sistema inmunitario. En cambio, en niños y adolescentes apenas se han registrado casos de mortalidad por este virus.

Menos letal que otras enfermedades

Pero esta nueva cepa del coronavirus es menos letal que el Síndrome Respiratorio Agudo y Grave (SARS), la Influenza H1N1, la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), e inclusive las enfermedades por contaminación del aire.

Según la OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS), los porcentajes indican que la tasa de mortalidad del COVID-19 es menor a la del SARS, que en 2003 produjo la muerte de  774 personas de un total de 8.096 contagiadas.

En relación a la Influenza H1N1, que apareció en 2009, el número de contagios fue de 60.8 millones, con un número de 575.400 personas fallecidas.

De igual manera la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es superior al coronavirus con 251 millones de casos detectados y 17 millones de personas fallecidas a escala mundial hasta el 2018.

Sobre las enfermedades por contaminación del aire la OMS señala que nueve de cada 10 personas respiran aire contaminado a escala mundial, por lo que el número de fallecidos al año es de siete millones.

La gran mayoría de las muertes vinculadas a la contaminación atmosférica se deben a enfermedades cardiovasculares como: cardiopatía isquémica, accidente cerebrovascular, neumopatía obstructiva crónica, cáncer de pulmón, infección aguda de las vías respiratorias en los niños, entre otras.

Investigan vacunas

Hasta la fecha no hay ninguna vacuna ni medicamento antiviral específico para prevenir o tratar al COVID-19. Sin embargo, los afectados deben recibir atención de salud para aliviar los síntomas.

Las personas que presentan casos graves de la enfermedad deben ser hospitalizadas. La mayoría de los pacientes se recuperan con la ayuda de medidas de apoyo.

Por su parte, científicos a escala mundial investigan posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba.

La OMS está coordinando los esfuerzos dirigidos a desarrollar vacunas y medicamentos para prevenir y tratar al COVID-19. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP