Soterramiento de cables en Manta sigue inconcluso

- 27 de agosto de 2018 - 00:00
En avenidas regeneradas de Manta como la 24 de Mayo aún se observa el cableado aéreo.
Foto: Leiberg Santos / EL TELÉGRAFO

El avance del proyecto registra niveles dispares en las zonas regeneradas del puerto manabita. La fase que más retraso tiene es el retiro de los alambres aéreos eléctricos.

El mantense Xavier Muentes, propietario de una cevichería  en la avenida 24 (zona regenerada hace varios meses), ve los cambios de la vía.

Pese a ello se pregunta: ¿Por qué no han concluido los trabajos de soterramiento y se mantiene el cableado aéreo en la zona?

En la ciudad, las obras de regeneración de las arterias principales del centro de Manta: calle 13, av. 24 y Flavio Reyes, que se financian con  el crédito de $ 100 millones del Banco Mundial (BM) y cuya ejecución corresponde al Municipio, se encuentran terminadas.

Los trabajos consisten en la colocación de postes con lámparas led, contenedores de basura subterráneos, construcción de veredas inclusivas, bordillos y ductos para el soterramiento.

Miguel Cevallos, gerente de la Unidad de Proyectos que administra  el crédito del Banco Mundial (BM), manifestó que el soterramiento del cableado corresponde a las empresas de telecomunicaciones y a la Corporación Nacional de Electricidad (CNEL).

“Nuestro proyecto tiene la responsabilidad de construir toda la obra civil. Nos corresponde en sí la construcción de ductos soterrados y la colocación de cajas”.

Señaló que la CNEL ha manifestado que no tiene presupuesto y ante ello se gestiona  a nivel central la asignación de recursos.

La concejala Estefanía Macías explicó que la mitad de los $ 100 millones corresponde a trabajos hidrosanitarios para la zona del centro de Manta y la parroquia Tarqui. La otra mitad concierne a obras de regeneración.

Coincidió en que la CNEL debe gestionar la obtención de los recursos que le permitan completar los trabajos de soterramiento a los que está comprometida.

Las labores registran un avance desigual en las distintas zonas regeneradas.

Así, por ejemplo, en lo que corresponde al sector de la calle 13, el soterramiento de la red de telecomunicaciones está listo en un 100%. Resta únicamente la realización de los trabajos en relación con la red eléctrica.

En lo que respecta al sector de Tarqui, ya finalizó la obra de soterramiento, tanto de infraestructura, como de la instalación del cableado.

Un obra cara
“El soterramiento implica que toda la red aérea de cables de energía hay que enviarla bajo el suelo. La obra se proyecta para 30 años o más. Se llegó por medio de acuerdos con las redes de telecomunicaciones para soterrar paralelamente”, comentó Erick Vera, director de sistemas especiales del Plan de Reconstrucción Integral de las Zonas Afectadas (Priza).

El funcionario indicó que en Tarqui, el 35% de lo que cuesta el soterramiento corresponde a la obra civil: instalación de ductos, colocación de cajas, y el 65% a materiales como conductores (cables) y transformadores.

“Un kilómetro de soterramiento de toda la red eléctrica y de telecomunicaciones (incluyendo el retiro de la red aérea y mitigación ambiental) está en alrededor de $ 1 millón”. Por ello calificó como cara la obra.

Por su parte, el gerente de la unidad que administra los fondos del préstamo internacional detalló que un 30% del costo de la regeneración corresponde al soterramiento como obra civil. Citó como ejemplo, que en la calle 13 las obras costaron $2’800.000 y que de ese monto, casi $ 1 millón corresponde al soterramiento.

Pese a esto, el Gobierno Nacional se ha comprometido con la población de las zonas afectadas a atender sus necesidades y completar las tareas de reconstrucción. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: