Sentenciado deberá limpiar las riberas de una quebrada y un río en Azuay

- 23 de octubre de 2019 - 16:53
Foto: Referencial / Internet

El propietario de una granja porcina fue sentenciado a tres años de privación de libertad por contaminar el agua de la quebrada Cachihuayco, situada en la parroquia Santa Ana de Cuenca, en la provincia del Azuay.

El sentenciado Lorenzo C. deberá realizar la limpieza general del sector Pichacay y de las riberas de la quebrada Cachihuayco y del río Gordeleg, bajo la dirección del Ministerio del Ambiente. Esto como reparación integral. 

El juez ponente del Tribunal de Garantías Penales del Azuay, Cayo Cabrera, también ordena al sentenciado a sembrar 1.000 árboles en el margen del río Gordeleg.

Además, Lorenzo C. deberá ofrecer disculpas públicas en un medio de comunicación, misma que deberá ser leída en la iglesia y en una escuela de la parroquia.

En la audiencia de juicio, la fiscal de Personas y Garantías, Vilma Ortega, expuso que el Ministerio de Salud clausuró la granja porcina; sin embargo, el sentenciado incumplió esta disposición y nuevamente se realizaron actividades en el lugar. Como consecuencia se contaminó el agua de la quebrada Cachihuayco, que es un afluente del río Gordeleg.

La Fiscalía sustentó la acusación con los testimonios de dos funcionarios del Ministerio del Ambiente, quienes aseveraron que el establecimiento no contaba con el manejo técnico para el tratamiento de los desechos.

Un perito en biología que analizó al agua concluyó que hubo una contaminación grave. También rindieron sus testimonios moradores del sector Pichacay, quienes se vieron afectados por la mala calidad del agua. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: