Portoviejo integra más ciclovías a su proyecto de urbanismo táctico

- 10 de julio de 2018 - 00:00
En el interior del parque Las Vegas, centro de Portoviejo, hasta los vigilantes se movilizan en bicicleta para controlar la seguridad de los ciudadanos.
Foto: Patricio Ramos / El Telégrafo

Ejercitarse sobre ruedas en el interior de los parques Las Vegas (centro) y La Rotonda (noroeste) es una realidad. Estos espacios recreativos cuentan con sitios debidamente trazados y señalizados dentro de su infraestructura.

Por ejemplo, hacia las calles Olmedo y Quiroga en dirección al parque Las Vegas -que forma parte de la regeneración urbana- existen 125 metros de ciclovías. A ello se unen otros 229 metros que se proyectan desde las calles Quito, Chile y Sucre.

Rosa María Fernández, directora del Departamento de Planeamiento Urbano de Portoviejo, señala que incrementar los trazados de ciclovías, en este caso dentro de los nuevos parques, se enfocan dentro del concepto del urbanismo táctico.

Tenemos un proyecto que se trabaja con estudiantes de las universidades San Gregorio y Técnica de Manabí. La idea es observar el comportamiento de la gente dentro de los espacios públicos regenerados, afirma.

Los habitúes tienen voz y voto en el marco de la utilidad de estos elementos de la urbanidad moderna, reseña.

En el parque La Rotonda existen 1.240 metros de ciclovías. Este lugar de esparcimiento cuenta con la visita de residentes y turistas especialmente las tardes y noches.

Alejandro Parrales es un apasionado del ciclismo recreativo. Lo hace sobre una bicicleta clásica. Él pedalea por salud y esparcimiento.

Lo hace junto con Francisco Alvarado, ambos forman parte del Club de Bicicletas Clásicas de Portoviejo. “Tener espacios adecuados donde puede movilizarse con seguridad, especialmente por las noches, es fabuloso”, afirma Alvarado.

En ambos parques hay vigilantes que realizan todos los días sus rondas en bicicleta. Portoviejo tiene además una ciclovía de 25 kilómetros que la unen con el balneario de Crucita.

Esta ciclovía es utilizada en su mayoría por ciclistas profesionales pues tiene mucha afluencia de tráfico que entra y sale de la ciudad.

En los extremos de esa vía existe una línea de color blanco que delimita el espacio de los ciclistas. Los fines de semana es más utilizada para la práctica de rutas. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: