70% de avance tiene la planta de tratamiento de lixiviados en Loja

- 05 de julio de 2018 - 00:00
Una vez finalizada la construcción de la planta se podrán hacer las descargas a través de un colector sanitario y así evitar la contaminación.
Foto: Cortesía Municipalidad de Loja

Con una inversión superior a $ 93.000, el Municipio de Loja construye la nueva planta para el tratamiento de lixiviados. A la fecha los trabajos se desarrollan conforme a la planificación y registran un avance del 70%.

Yonel Ramírez, encargado del Centro de Gestión Integral de Residuos Sólidos, manifestó que se ha cumplido con la obra civil, pues ya están listas las cámaras donde se hará el tratamiento anaeróbico, la cámara del tratamiento aeróbico y la de clarificación.

“Únicamente falta dotar de equipos como bombas, instalación de tuberías y otros detalles que integran el 30% restante”, dijo el funcionario. A decir de Ramírez se están probando las cámaras e ingresando el agua para descartar filtraciones.

Con la nueva planta se podrá descargar a través de un colector sanitario para ir al sistema de alcantarillado con los límites permisibles.

Ramírez precisó que a más de ello se cuenta con los diseños y estudios definitivos del alcantarillado sanitario-pluvial y del colector sanitario que conectará desde la salida de la planta nueva, hacia la parte baja en la ciudadela Héroes del Cenepa, antes Esteban Godoy, para conectarse al sistema de alcantarillado sanitario.

Dentro de este proyecto se ubica también la planta de lombricultura, donde se produce abonos. El saco de 25 kilogramos tiene un costo de $ 5.

Esta labor parte desde la recolección de los desechos orgánicos de los domicilios, centros de abastos y ferias libres. Los carros de la municipalidad llevan este cargamento hasta el Centro de Gestión Integral y depositan en la planta de lombricultura.

Aquí, debido a que ciudadanos tienen la costumbre de ubicar los residuos en fundas plásticas, el personal se encarga de clasificar, explicó Ramírez.

La producción actual es de 600 sacos mensuales de abono. “El mismo orgánico, es un fertilizante que nos permite devolver los nutrientes al suelo para las diferentes plantaciones de productos agrícolas, forestales, hortícolas y orbículas”, agregó el funcionario encargado del Centro de Gestión. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: