La alegría y el colorido de los pases del Niño recorren las calles de Cuenca

- 19 de diciembre de 2018 - 00:00
La imagen del Niño de San Roque paseó por diferentes calles
Foto: Rodrigo Matute / EL TELÉGRAFO

Previamente al tradicional Pase del Niño Viajero que se realizará el 24 de diciembre, los barrios e instituciones de Cuenca han organizado varias de estas procesiones.

Las calles de esta ciudad se pintan de colores con los trajes que llevan los pastores, danzantes, cholas y cholos; los ángeles, reyes magos que desfilan al son de la música de Navidad. “Es una tradición que no se va a perder nunca”, dijo el padre Marco Martínez, agregando que esta fiesta ha pasado de generación en generación.

El domingo anterior, más de 20 agrupaciones desfilaron por el sur de Cuenca en homenaje al Niño de San Roque. Este desfile religioso se ha convertido, después del Niño Viajero, en uno de los más grandes que tiene la ciudad.

“Lo hacemos por devoción, pero también como una tradición que tiene la provincia del Azuay”, dijo Carmen Toledo, mientras acompañaba a unos nietos que participaban de esta fiesta religiosa. (I)  

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: