Calles de Ambato llevan nombres de periodistas asesinados en frontera

- 05 de enero de 2019 - 16:39
Fotos: Roberto Chávez / EL TELÉGRAFO

“Al recorrer estas avenidas, una mezcla de sentimientos y emociones inflaman nuestros dolidos corazones. No obstante el orgullo y satisfacción de conocer el legado que dejaron Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra, priman en nuestro ser y ganan la batalla contra la tristeza y el llanto”.

La mañana de este sábado 5 de enero, pese a las fuertes ráfagas de viento y a las bajas temperaturas en el sector Shuyurco, ubicado al sur de Ambato, esta corta pero a la vez conmovedora frase emocionó a un nutrido grupo de personas.

Entre ellos, el alcalde de Ambato Luis Amoroso, el gobernador de Tungurahua José Antonio Romero, la presidenta de la Unión Nacional de Periodistas Núcleo Provincial Ángela Fonseca, junto a no menos de 300 personas, quienes se apostaron en medio de una amplia y flamante calle.

¿El motivo? Allí, junto al recinto ferial Shuyurco, perteneciente a la parroquia Picaihua, se inauguró un circuito vial que desde hoy lleva el nombre de los tres miembros del equipo periodístico de diario El Comercio que fueron secuestrados y asesinados en la frontera con Colombia. Paúl Rivas, Javier Ortega y Efraín Segarra, se exhibe en la nomenclatura de dichas avenidas.

“Así, rendimos un sentido y merecido homenaje a los tres ecuatorianos que vilmente perdieron la vida mientras trabajaban para informar al país sobre la situación que se vive en Mataje, provincia de Esmeraldas. Y lo hacemos en esta fecha pues es el Día del Periodista Ecuatoriano, de esta forma queremos perennizar la memoria de estos valientes comunicadores y presentar nuestra solidaridad a sus familiares aquí presentes”, señaló el alcalde Luis Amoroso.

La autoridad también explicó que la idea de hacer este homenaje nació en la Unión Nacional de Periodistas, núcleo de Tungurahua, de la cual son miembros varios comunicadores que conocieron de cerca y trabajaron con Paúl, Javier y Efraín.

“Es triste saber que ellos ya no están entre nosotros, sin embargo nos queda la alegría de recordar su responsabilidad, sonrisas, empeño, amistad y sobre todo su excelencia en el trabajo diario. Siempre vivirán en nuestros corazones”, expresó Modesto Moreta, periodista de diario El Comercio en Ambato.

Las calles que forman parte de este reconocimiento rodean el enorme recinto ferial de Shuyurco, tienen dos carriles bidireccionales y exhiben los nombres de los periodistas en carteles metálicos grandes. “Estamos acostumbrados a que las vías lleven nombres de destacados personajes de antaño, como es el caso de protagonistas de las guerras de independencia, personas ilustres de cada ciudad y destacados poetas o maestros. Nuestros colegas asesinados reúnen todas estas cualidades, y también son parte de nuestra historia”, dijo Ángela Fonseca.

Por su parte Ricardo Rivas, hermano de Paúl Rivas, y representante de todos los deudos, agradeció a las autoridades y al gremio que mocionó el reconocimiento.

“Esta es la primera muestra de respeto y gratitud en todo el país que involucra el apellido de nuestros seres amados. Hoy ya tenemos una razón más para visitar Ambato, una ciudad que con este acto demuestra una amplia solidaridad con quienes sufrimos, nos sentimos honrados”, aseveró Rivas.

Palabras similares expresaron Christian Segarra, hijo de Efraín Segarra, Guadalupe Bravo y Carolina Rivas, madre e hija de Paúl Rivas, y Galo Ortega, padre de Javier Ortega, quienes recibieron una placa conmemorativa por parte de las autoridades presentes.

Reconocimiento a militares

Además del homenaje a los tres comunicadores, el Municipio de Ambato y la Unión Nacional de Periodistas de Tungurahua honraron la memoria de los cuatro militares que fallecieron en marzo de 2018 en Mataje, durante un ataque con artefactos explosivos.

“La deferencia a mis compañeros Wilmer Álvarez, Luis Mosquera, Jairón Sandoval, y Sergio Jordán, llena de alegría y satisfacción a todo el cuerpo militar del Ecuador. Ellos, al igual que los periodistas, solo cumplían con su trabajo, y hoy ya no están; las calles que llevan sus nombres son testigos mudos de su legado y valentía”, dijo el coronel Pablo Merino, director de la Escuela de Formación de Soldados (Esforse). (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: