Más de 15 km de tubería obsoleta se reemplazarán

03 de diciembre de 2012 00:00

La segunda fase del cambio de redes de tubería, en la parte alta de Azogues, tiene  un avance del 50% y se espera que en enero de 2013 los trabajos hayan culminado. La obra permitirá mejorar el servicio a 1.543 usuarios.

El plan prevé el reemplazo de 15,5 km de tubos de asbesto cemento colocados en los años 70, que ya cumplieron su vida útil, por conductos de PVC.

La inversión para el mejoramiento de las redes y acometidas domiciliarias asciende a $ 1 millón, de ese valor, $ 860.000 son  financiados por el Banco del Estado y el saldo por la Empresa Municipal de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento Ambiental (Emapal).

Las tuberías antiguas constantemente se rompían o presentaban fisuras, lo que provocaba fugas de agua, disminuyendo la presión a los sectores de la parte alta de la ciudad.

Con el cambio de toda la red, además de evitar la pérdida del líquido, se busca mejorar las condiciones del servicio en la continuidad, eficiencia y presión.

Los sectores

El grupo 1, que está encargado de las calles Vicente Rocafuerte, José María Urbina e Ignacio Veintimilla, avanza con las obras de acuerdo al cronograma fijado, con un plazo de 120 días para reemplazar 4,269 km de tuberías.

Lo mismo sucede con el grupo 2, a cargo del contratista Patricio Castillo, que realiza el  cambio de 4,054 km desde la calle Eucalipto hasta la 4 de Noviembre.

El circuito 3 debe cambiar 7,064 km, lo que comprende las calles 4 de Noviembre, la Avenida de la Virgen y Huayna Cápac. Este grupo se encuentra trabajando en la instalación de acometidas domiciliarias y la colocación del adoquín que fue retirado.

Existen 95.000 usuarios de todo el sistema de agua potable. De ellos, al 50% se le reemplazó  todas las conexiones domiciliarias. “Estamos poniendo todas las redes a cada lado de las vías, de tal manera que no tengamos el inconveniente de romper las calles ante algún problema”, manifestó Cornelio Cajas, gerente de Emapal.

Al respecto, el alcalde Eugenio Morocho afirmó  que le ha pedido a  los contratistas  que cumplan  con los plazos establecidos. “Las obras presentan un alto porcentaje de avance y por el momento no existen retrasos en el cronograma”, aseguró.

El burgomaestre también solicitó a la ciudadanía tener paciencia por las molestias presentadas con los trabajos. Después del fuerte aguacero que inundó a la ciudad la semana pasada, Cajas indicó que no se presentaron daños ni inconvenientes en los trabajos. “Nosotros recién terminamos de realizar los trabajos y limpiamos los escombros para no causar molestias. Con esto el material arrasado por la lluvia fue mínimo”, indicó.

Sin embargo, manifestó que los inconvenientes se presentaron en las alcantarillas que lamentablemente también ya cumplieron su vida útil.

Para el próximo año se planea realizar una evaluación de toda la red de sumideros con el fin de ejecutar un proyecto para cambiar totalmente el alcantarillado del centro histórico de la ciudad.

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado