El Cajas y ecosistemas son monitoreados

17 de octubre 00:00

Tres años tardó la integración de una Plataforma de Monitoreo e Investigación de la Biodiversidad y los Ecosistemas en el sur del Ecuador. 

El equipo tiene por objeto generar información para el manejo del Parque Nacional El Cajas y otros lugares de importancia, a través de una estructura de investigación coordinada a nivel local y nacional, con el apoyo de universidades internacionales.


Este nuevo proyecto busca estudiar los impactos que genera el cambio de uso del suelo y el climático global sobre la biodiversidad, los ecosistemas y sus servicios ambientales. Para este fin, se identificarán indicadores ambientales y se construirán redes de monitoreo hidrometeorológico, que se complementarán con la instalación de un radar en el parque para la medición de la lluvia en un rango aproximado de 60 km a la redonda.


Con esto se busca finalmente desarrollar guías de uso adecuado del suelo en los páramos y la formulación de políticas ambientales sustentadas en información científica.


La Fundación Alemana para la Investigación (DFG) financiará el desarrollo de los trabajos de investigación de alcance regional, propuestos por las 15 universidades alemanas. Mientras que por la parte ecuatoriana la Secretaría Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Senescyt), solventará las iniciativas propuestas por el Consorcio Ecuatoriano para la Investigación.


Jorg Bendix, coordinador del grupo DFG de Alemania, dijo que el ecosistema de El Cajas es muy importante, tanto para Cuenca, como para el país.


“El bien, que es el agua, está amenazado por los cambios climáticos y por otro lado por el uso de la tierra”, dijo el científico.

En este proyecto trabajarán  quince  universidades, especialmente de Alemania
Agregó que es importante monitorear el ecosistema para detectar los cambios en el agua y poder tomar medidas seguras en el futuro.


Juan Alfredo Martínez, director del Parque Nacional El Cajas, indicó que en este proyecto trabajarán instituciones académicas.


“Con las universidades nacionales y extranjeras comenzaremos a realizar tareas de investigación, lo cual nos permitirá levantar indicadores para monitorear el agua y la biodiversidad generados por el cambio climático y que esa información sirva para levantar políticas adecuadas”, indicó.

 

Te recomendamos

Las más leídas