Aduana controlará a ecuatorianos con carros colombianos

23 de noviembre de 2015 16:49

La progresiva circulación de vehículos de placas colombianas en Carchi, al norte del país, presuntamente comprados por personas ecuatorianas para su uso en territorio nacional, generó alerta en las autoridades del Servicio Nacional de Aduanas del Ecuador (Senae) en Carchi, que inició operativos de control para determinar si los automotores estarían incumpliendo con normativas aduaneras.

De acuerdo a Francisco Hernández, director del Senae Distrito-Tulcán; un ecuatoriano no puede ingresar al país con un automóvil (placa extranjera) usado sin cumplir con las formalidades de Ley, tampoco puede ingresar con un automóvil nuevo a menos que haya cumplido con el cupo de importación y respectivas formalidades aduaneras.

En cambio quienes si pueden hacerlo son, personas colombianas que vayan a residir en la zona transfronteriza y el vehículo conste como parte del mensaje de casa pero cumpliendo con formalidades respectivas. En el caso de ecuatorianos que vivieron en el exterior y deciden retornar, pueden ingresar el vehículo cumpliendo ciertas normativas y como menaje.

Al superar los 10 salarios básicos unificados, en el valor de los automotores adquiridos en el vecino país, podría considerarse como delito en flagrancia de contrabando. Los ecuatorianos que hayan adquirido vehículos de placas colombianas estarían sujetos al decomiso del mismo, indicó Hernández.

Pese a que no se tiene cifras de cuantos automotores estarían circulando en la provincia, se conoce que habría personas que tras haber comprado vehículos en Colombia, estarían devolviéndolos. El ingreso de vehículos usados de placas extranjeras estaría considerado como la importación de mercancías.

Al parecer la devaluación monetaria en el vecino país habría abaratado los costos de los automotores en relación a los costos de los mismos en Ecuador. Alex Bolaños, comerciante ecuatoriano, recordó que trató de comprar un automóvil pequeño del año 95 en Ipiales (Nariño), donde indagó que le salía por $ 1750 y en Ecuador ese mismo automóvil costaba $ 4500, “la diferencia era bastante, pero escuche que habría problemas si compraba un carro extranjero y desistí”.

En tanto que Francisco P. vendedor de autos usados en Tulcán, dijo que el precio es cincuenta por ciento menor en el vecino país que en Ecuador, citó por ejemplo un automóvil familiar año 2011 que es de mayor demanda en la provincia cuesta como $ 14000, pero en Colombia lo venden a la mitad de precio. Añadió que un tiempo atrás, los ecuatorianos se dedicaban a comprar en el otro lado de la frontera pero que luego se volvió prohibido debido a las restricciones y hasta la falta de garantías en su compra.

Mientras que Daniel G., funcionario público, dijo que adquirió un automóvil en Colombia en $ 5281 pero que aún se mantiene registrado con el nombre del propietario extranjero y espera tener información del Senae para saber cómo efectuar el trámite de regularización. Extraoficialmente se estima que habría 280 vehículos en esta situación, pero tras algunos operativos la cifra se redujo, al momento Senae no tiene cifras actualizadas.

Otros controles

De otro lado, Mario Ontaneda, Jefe de la Unidad de Vigilancia Aduanera (UVA) en Tulcán, anunció que se reforzará los operativos en todos los pasos informales fronterizos para evitar el ingreso de mercancías, se determinaron tres circuitos de control ubicados en los sectores de Las Antenas, La Pintada y Tufiño. Los operativos serán conjuntos con la policía y ejército en el control del contrabando, por eso hay patrullajes de forma constante. (I)

 

Al parecer la devaluación monetaria en el vecino país habría abaratado los costos de los automotores en relación a los costos de los mismos en Ecuador. Foto: Carlos Jiménez / El Telégrafo
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Te recomendamos

Las más leídas

Contenido externo patrocinado