La Municipalidad estaría afinando un sistema de charlas informativas sobre el proyecto

La observación ciudadana al Metro no tiene un mecanismo definido

- 23 de enero de 2016 - 00:00
Los trabajos preliminares de construcción de la Fase II del Metro arrancaron el martes en Quitumbe.
Foto: Fernando Sandoval/El Telégrafo

El Alcalde de Quito invitó esta semana al expresidente Sixto Durán-Ballén a participar en esa instancia para controlar la construcción de la Fase II.

Mensajes difundidos a través de las redes sociales daban a conocer el lunes que el exalcalde de Quito y expresidente de la República, Sixto Durán-Ballén, daría una rueda de prensa sobre el Metro de Quito en la plaza San Francisco al mediodía.

La invitación provenía de las cuentas del asambleísta Diego Salgado, del movimiento Creando Oportunidades (CREO).

La selección del lugar del encuentro con los medios y declaraciones previas del exmandatario sobre el paso del sistema de transporte por el Centro Histórico hacían presumir que buscaba fijar su posición al respecto.

Lo mismo debieron sospechar los asesores del alcalde Mauricio Rodas un día antes de que la autoridad anunciara en el sector de Quitumbe el arranque de las obras previas a la excavación del túnel de 22 kilómetros que unirá a ese punto del sur de la ciudad con El Labrador (al norte).

Alrededor de las 10:30, el personal de comunicación de la Alcaldía quiteña difundía la noticia de que el exjefe de Estado estaba reunido con Rodas en el Palacio Municipal.

Al final, el Ayuntamiento capitalino anunció que el exgobernante fue invitado y aceptó convertirse en observador ciudadano del proceso de construcción del Metro.

No se anunció cuál sería el mecanismo concreto con el que se haría efectiva la presencia de Durán-Ballén como observador.

Lo que el propio expresidente anunció, al final del encuentro, es que asistirá a la cita internacional que la Municipalidad prevé realizar a principios de febrero sobre técnicas constructivas de trenes subterráneos y conservación de bienes patrimoniales.

“Si en la cita salen a relucir dudas respecto a la idoneidad del paso del Metro por el centro y, específicamente, por la zona de San Francisco, el alcalde Rodas será el primero en hacerse eco de ellas”, aseguró el exmandatario.

Durán-Ballén hacía referencia a sus cuestionamientos respecto a si la construcción del túnel y el establecimiento de una de las paradas intermedias alrededor de la plaza San Francisco podría afectar el inmueble elegido como entrada, así como a la estación y edificaciones aledañas.

Un funcionario de la Municipalidad dijo que aunque en la reunión no se habría definido un sistema concreto para que se efectivice la tarea de observación del expresidente, se estaría afinando un esquema en el que Durán-Ballén y otros ciudadanos participarían en reuniones informativas sobre el proceso de construcción del tren subterráneo.

En estas citas, los invitados podrían realizar preguntas, formular cuestionamientos y obtener respuestas de técnicos. EL TELÉGRAFO intentó comunicarse telefónicamente la mañana de ayer con el exjefe de Estado para consultarle sobre este tema, pero su familia comunicó que asistía a un sepelio. Hasta la tarde no fue posible conversar con él. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: