Capital simula terremoto para evaluar tiempo de respuesta

13 de marzo de 2013 - 00:00

Aproximadamente 18 eventos de simulación de un desastre natural se desarrollaron en diversos puntos de la ciudad, la mañana de ayer. Unas ochenta mil personas participaron en el “operativo”.

Durante la jornada se planteó como supuesto escenario que Quito era sacudida por un sismo de 5,9 grados en la escala de Richter, y cuyo epicentro sería 15 kilómetros al nororiente de la urbe.   

La hora en la que ocurrió el supuesto temblor fue a las 09:30 e inmediatamente  se iniciaron los simulacros de evacuación en instituciones públicas, escuelas, colegios y demás. Es así que en la Plaza Grande se evacuó a los 400 trabajadores del Municipio de Quito en un lapso de 6 minutos. Quienes quedaron atrapados fueron sacados por personal de bomberos en un lapso de 30 minutos.

Los funcionarios municipales fueron capacitados con charlas sobre prevención y gestión de riesgos desde hace una semana. Pablo Cárdenás, colaborador del Cabildo, sostuvo que es importante que las entidades tengan planes de contingencia actualizados para saber cómo actuar durante una emergencia.

Precisamente uno de los objetivos de este simulacro fue medir la capacidad de respuesta de entidades vinculadas a la seguridad ciudadana como: Cabildo, Policía Nacional, Bomberos, Cruz Roja, hospitales, entre otros.

Durante la jornada fueron evacuadas 80 escuelas, de las cuales 12 se trasladaron a los “sitios seguros” inaugurados el lunes pasado; moradores de dos barrios (llevados a albergues), el Palacio Municipal, la Planta de Tratamiento de Agua del sector de Bellavista, perteneciente a la Empresa Pública de Agua y Saneamiento (Emaps).

Quienes participaron de los simulacros fueron capacitados por personal del Cuerpo de Bomberos, Policía y Cabildo en los programas denominados “Mi escuela segura” y en comités de Seguridad Barrial.   

Unas 60 alumnas del colegio Simón Bolívar, ubicado en el centro norte, fueron evacuadas desde su edificio hasta el punto seguro del parque El Ejido, donde se colocaron  cuatro carpas, una bomba de agua potable y luz eléctrica.

“Esta es una de las simulaciones más grandes en la capital debido a que tiene carácter distrital. El escenario planteado lo vivió la capital hace algunas décadas y por ello nos pareció interesante proponerlo”, indicó el alcalde Augusto Barrera.   

Del mismo modo explicó que una vez que se registre un evento se activará el Comité de Operaciones de Emergencia (COE), que está compuesto por 25 personas pertenecientes a diversas entidades vinculadas con el tema de seguridad.

Los riesgos que se viven en la ciudad son diversos y tienen que ver con aspectos como: la cercanía al volcán Guagua Pichincha, estar asentados en una zona donde existen varias fallas geológicas que provocan sismos, los accidentes que se producen en temporada invernal como deslaves, entre otros.

En este sentido, personal del Cuerpo de Bomberos precisó que en una situación de riesgo la gente debe salir lo antes posible hacia lugares abiertos.   

Un siguiente evento de simulación se llevó a cabo en las instalaciones del ex Palacio de Justicia, que está en proceso de derribamiento. El escenario planteado allí fue el colapso de las paredes del viejo edificio, dejando a varias personas atrapadas. Un total de 15 bomberos las rescataron con equipo especial para este tipo de situaciones.        

Pasado el mediodía, el COE  se reunió en las instalaciones del ECU-911, ubicado en el parque Itchimbía, en donde se entregaban los primeros reportes de la supuesta emergencia.

De acuerdo con la simulación, el sistema de electrificación del norte y centro de la ciudad habría resultado afectado, lo que provocó cortes de energía en los postes de alumbrado público, cuya reparación tomaría al menos  tres días. En cuanto a la seguridad de las casas comerciales, la Policía acordonó los lugares para evitar  saqueos.        

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: