La apetecida maglia rosa

- 29 de mayo de 2019 - 22:00

El Giro de Italia es una de las tres competencias más importantes en el mundo del ciclismo de ruta. La primera edición se la corrió en 1909, y el primer ganador fue el italiano Luigi Ganna (apellido de triunfador)… La Primera Guerra Mundial se interpuso en el camino de esta competencia durante tres años. Se reanudó en 1919 y fue interrumpida, una vez más, en 1940, esta vez por la Segunda Guerra Mundial. Y desde 1945 hasta la actualidad se la realiza en tiempo de primavera por las carreteras de la
bota itálica.

En la decimanovena edición del Giro, en 1931, y como homenaje a la cobertura que le dio siempre el periódico italiano La Gazzetta dello Sport, que como característica tiene sus páginas de color rosado, se adoptó la maglia rosa, o la camiseta rosada, para el líder de la clasificación general. El italiano Fausto Coppi y el belga Eddie Merckx fueron los que más la ganaron: en cinco ediciones cada uno. El gran Alfredo Binda también ganó cinco, pero cuatro de ellas antes de que se instaurara el color rosa para el triunfador.

Eddie Merckx fue el ciclista con mayor cantidad de etapas corridas con la maglia rosa puesta: 77 en total. Por eso y mucho más, es el favorito cuando se habla del mejor ciclista de todos los tiempos. En lo que se refiere a los que aún están en actividad, el “Tiburón” Vincenzo Nibali la tuvo en 16 etapas. Mi más sincero deseo es que Nibali no aumente este número en la edición 2019.

Grandes nombres del ciclismo mundial se vistieron de rosado: Gino Bartali, Jacques Anquetil, Felice Gimondi, Bernard Hinault, Miguel Induráin, Marco Pantani, Alberto Contador, Tom Dumoulin, Chris Froome, entre otros.

Pero la historia no solamente recuerda a los europeos. También hay varios latinoamericanos que vistieron la maglia rosa. El costarricense Andrey Amador, los colombianos Rigoberto Urán, Esteban Chaves, Fernando Gaviria y Nairo Quintana, y el ecuatoriano Richard Carapaz. De ellos, solo Nairo fue campeón. En Ecuador, sabemos que este fin de semana la “Locomotora del Carchi” será el segundo latino en llevarse a su casa la maglia rosa.

Este recuento tiene como objeto que todos en Ecuador nos demos cuenta de los nombres que ganaron y lucieron la camiseta rosa. Y en ese Olimpo ciclístico ya está “Richie”, el de El Carmelo, el hijo de Antonio Carapaz y de Ana Luisa Montenegro, el que nos hace madrugar todos los días para sorprendernos y entregarnos una nueva emoción. En estos días, los ecuatorianos hemos confirmado que la vida, a momentos, sí es color de rosa. (O)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: