Entrevista / gabriela rivadeneira / presidenta de la asamblea nacional

“La ciudadanía ya no ve más los cenicerazos del Congreso”

- 13 de octubre de 2014 - 00:00

Entrevista / gabriela rivadeneira / presidenta de la asamblea nacional

Guayaquil.-

El jueves fue un día intenso para Gabriela Rivadeneira. La presidenta de la Asamblea viajó a Guayaquil para celebrar el 9 de Octubre de 1820. En ese marco destacó la gesta independentista como ejemplo para el resto del país, pero también se reunió con abanderados, jóvenes y autoridades.

Entre uno de esos encuentros atendió a EL TELÉGRAFO y respondió a las recientes críticas a su gestión, surgidas tras una encuesta en la que supuestamente se demuestra una baja en la aprobación del Legislativo.
Asegura que los niveles de aprobación se mantienen por arriba del 50% y destaca la aprobación de 22 leyes durante el año y medio que lleva en el cargo.

Una reciente encuesta asegura que los niveles de aprobación de la Asamblea habían bajado. ¿Le da validez?
La Asamblea Nacional de Ecuador no se puede ver con una cifra lanzada al azar, basados en un focus group. Tenemos encuestas a nivel nacional que nos permiten ir avalando la toma de decisiones. Una cifra, sin ponerle contexto, me parece lo más irresponsable que puede hacer cualquier persona. Nunca en la historia del Poder Legislativo hemos tenido la aceptación de gestión tan alta como la tenemos ahora. El antiguo congreso, en 2007, no superaba el 8% de credibilidad. Nosotros tenemos encuestas que sobrepasamos el 50% de credibilidad. Somos la Asamblea con mayor credibilidad de toda Latinoamérica. Eso lo podemos ver en Latinobarómetro, por ejemplo, en donde la media de América Latina es el 30% de aceptación. En parlamentos europeos es 33% de aceptación. Lo que nosotros hemos conseguido, gracias al apoyo de la ciudadanía es sobrepasar por demás esos niveles. ¿Por qué? No solamente porque representamos una propuesta política clara, adscrita a la Revolución Ciudadana, sino porque la Asamblea ha cambiado sus paradigmas, sus relaciones de poder y con eso se manifiesta también una aplicación de una nueva política.

La ciudadanía ya no ve más cenicerazos, no ve más que el que más gritaba tenía más poder en el pleno, no ve más que un diputado saque un revólver para hacer prevalecer su palabra. Mucha gente de la oposición, y asambleístas de la oposición pertenecieron a ese viejo congreso y dicen que ahora la democracia no es muy fuerte y el debate ha bajado. Claro, seguramente porque estaban intrincados en esas olas de violencia para las que el Congreso se prestaba en su pasado. Ahora todos los de la oposición, de PAIS, en igualdad de oportunidades tienen derecho a la palabra. La Asamblea se ha abierto totalmente, ya no es un espacio que representa a una élite política. Diariamente los ciudadanos pueden ir a conocer su institución y a participar en la construcción de leyes. Gracias a esa apertura, en este año y medio de período legislativo hemos producido 22 leyes convirtiéndonos en la media más alta que ha tenido el parlamento ecuatoriano en toda su historia.

Esa encuesta está siendo utilizada para atacar su gestión. Uno de los argumento es que usted nunca ha convocado a una reunión de jefes de bloque...
No existen bloques y a quien diga eso le mandaría directamente a que revise bien la Constitución y la Ley Orgánica de la Función Legislativa. Abusan de la ignorancia ciudadana para decir algo semejante. No existen bancadas, solamente la mayoritaria de Alianza PAIS. Hay dos bancadas en la Asamblea Nacional, la de Alianza PAIS y la de movimientos aliados, que completaron el número necesario para ser considerados bancadas. Hemos tenido varias reuniones con asambleístas de oposición, quienes también han ido a plantear iniciativas, preocupaciones. Ahí vale la pena llamar a aquellos asambleístas a que también lean las leyes que están aprobando.

El presidente Correa dijo que cualquier candidato que tenga PAIS iba a ser atacado por los medios. ¿Siente que la están atacando ahora porque es una eventual aspirante a la Presidencia en 2017?
Esto pertenece a una campaña sistémica de desprestigio a quienes representamos el proyecto de la Revolución Ciudadana y a sus instituciones. Recordemos que no solamente han sido ataques a través de encuestas, sino con los medios de comunicación, en las redes sociales. Utilizar estas artimañas, manipulaciones políticas realmente nos convoca y debemos alertar a la ciudadanía para que vea dónde se sitúa.

Usted ha apoyado una posible reelección de Rafael Correa; pero, ¿a nivel personal y con su familia no ha meditado una eventual candidatura en 2017?
Creemos firmemente que Rafael Correa es quien debe continuar sosteniendo este proceso hasta hacerlo irreversible. Todavía tenemos un grado de vulnerabilidad en este proceso. El 2017 es un año bastante crítico para mantener y sostener este proceso. Nosotros estaremos donde tengamos que estar, ya sea en una función pública o no. Eso es parte de la consecuencia y de la coherencia política que estamos hablando desde las juventudes. Así que por eso impulsamos la enmienda de la reelección, desde la Asamblea, basada en nuestra competencia y creemos que impulsar esta enmienda es abrir la puerta y la posibilidad de que Rafael Correa sea candidato, no presidente. Estamos en la obligación de abrir la puerta para que el presidente Rafael Correa vuelva a ser candidato en 2017.

Hay un cronograma legislativo para 2014. ¿Cuáles leyes están pendientes para el último trimestre?
La próxima semana ya empezamos con la socialización de la Ley de Tierras. Después de la Ley de Aguas nosotros ofrecimos empezar inmediatamente con esta ley. El miércoles la Comisión de Soberanía Alimentaria sesionará en Guayaquil con las organizaciones campesinas para plantear el texto de la ley y poder compartirlo. Estamos trabajando en la Ley del Sector Eléctrico, también en el Código Orgánico de Procesos. Mañana empezamos el debate sobre una nueva ley para la Defensoría del Pueblo.

¿Y el acuerdo con la Unión Europea (UE)?
Todavía no está en tratamiento en la Asamblea Nacional. El tema está siendo verificado en la Unión Europea, luego lo mandarán al país e iniciará el trámite. La Asamblea solo lo conocerá una vez que la Corte Constitucional determine su constitucionalidad.

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP