Correa: ¿En qué lugar del mundo un Estado lleva a su prensa a visitar los servicios de inteligencia?

28 de julio de 2015 - 19:00

El presidente Rafael Correa se refirió a la visita que ayer los medios de comunicación pudieron hacer a las instalaciones de la Secretaría Nacional de Inteligencia (Senain). Dijo que las cosas quedaron "extremadamente claras" y que si hubo ciertas restricciones, estas responden al sigilo que debe guardarse por seguridad.

Correa rechazó así a las críticas de ciertos opositores que no quedaron satisfechos con el manejo de la visita. "No hay más ciego que el que no quiere ver, más sordo que el que no quiere escuchar y más necio que el que no quiere entender. Y esa es nuestra oposición", sostuvo en un conversatorio esta tarde en Guayaquil.

"¿En qué lugar del mundo un Estado lleva a su prensa a visitar los servicios de inteligencia. Vaya a hacer eso a los Estados Unidos, vaya a hacer eso en Europa, vaya a hacerlo en Colombia, a ver qué le dicen. Y aquí 3 o 4 politiqueros fueron a tocar la puerta con medios de comunicación a la Senain, para que les digan pasen, no se preocupen, visiten lo que quieran", recalcó el Presidente.

Correa exigió seriedad, pues se tratan de cosas sensibles, de seguridad del Estado, de seguridad de los ciudadanos. "¿Qué quieren, que les mostremos la lista de los agentes que actúan de civiles contra el crimen organizado? Eso es un absurdo. No tenemos nada que ocultar, pero obviamente hay cosas que tienen que guardarse sigilo. Entonces se han dado las explicaciones del caso", apuntó.

Añadió que están tergiversando y manipulando, especialmente a los jóvenes, "haciéndoles creer que todo tiempo pasado fue mejor". De allí que recordó que la Senain fue creada con la Ley de Seguridad del Estado, que reemplazó a la Ley de Seguridad Nacional, "de la época de la dictadura y con el concepto de la Guerra Fría, es decir no para defender a nuestros países del crimen organizado, etcétera, sino para defenderlos del comunismo".

El Mandatario recordó que cuando llegó al Gobierno los directores de inteligencia del Ejército y de la unidad especializada de la Policía los ponía la embajada de EE. UU., así como el financiamiento y equipamiento. Y que fue con el bombardeo de Angostura que todo salió a la luz, pues "habían graves indicios de que nuestros servicios de inteligencia sí sabían de esto. No solo que no impidieron la agresión a nuestro territorio, sino que pasaron la información al agresor".

De allí que empezó la reestructuración y se creó la Senain, con un mando civil, servicios cruzados, entre Contraloría, Fiscalía y Asamblea Nacional.

Señaló que incluso antes del ataque de Angostura le mostraron todo un sistema de última tecnología para interceptaciones, que se llamaba Plan Libertador, "pero todo era financiado por EE.UU. y se guardaban los códigos fuentes, podían acceder a nuestros datos cuando les diera la gana. Nos ponían como condición ellos nombrar el director y dijimos: No señor. Me demoré 5 años y recién en 2012 pudimos tener nuestros propios equipos".

Correa insistió en que "no tenemos nada que ocultar", pero hay cosas que por seguridad nacional se tienen que mantener en sigilo. También mencionó la unidad de la Fiscalía en la Senain, que está allí para autorizar, en estricto apego a la Ley, cualquier operación en beneficio del pueblo ecuatoriano.

"Que esos opositores, sigan con su mala fe", finalizó. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: