Consulta será vigilada por 118 observadores

- 01 de febrero de 2018 - 00:00
Observadores internacionales asistieron ayer a un taller para conocer la organización de la consulta popular de este domingo 4 de febrero.
Foto: Álvaro Pérez / El Telégrafo

El CNE presentó un aplicativo creado para transmitir datos de las elecciones con celulares. Además hay 793 veedores ecuatorianos acreditados en el país.

Las cuatro misiones internacionales de observadores que trabajarán durante la consulta popular están compuestas por 118 personas provenientes de 12 países. Ellas se desplazarán el domingo hacia diferentes provincias para testificar el desarrollo del proceso electoral.

Desde esta semana empezó el trabajo de los representantes de las misiones de la Organización de Estados Americanos (OEA), Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Asociación Mundial de Organismos Electorales (A-WEB) y la Unión Interamericana de Organismos Electorales (Uniore).

Cada grupo se encargará de hacer informes sobre eventos previos, como traslado de materiales, integración de juntas, seguridades de papeletas... Luego observarán el desarrollo de las elecciones en los diferentes recintos electorales, para lo cual se repartirán en 11 provincias. Posteriormente emitirán un informe final.

“Todos esos insumos servirán para seguir mejorando las prácticas electorales en Ecuador”, dijo la presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE), Nubia Villacís, durante la bienvenida de las delegaciones que se efectuó ayer en Quito.

La funcionaria acotó que a estas misiones se sumarán 39 embajadores y cónsules de los países acreditados en Ecuador. Ellos también se desplazarán hacia los diferentes recintos.

Además el CNE acreditó a 793 observadores nacionales de los cuales 719 son representantes del Consejo Nacional para las Discapacidades (Conadis), 35 del Consejo para la Igualdad Intergeneracional, 5 son personas naturales invitadas y 35 se inscribieron por voluntad propia.

Villacís remarcó a los observadores que el sistema electoral ecuatoriano ha logrado principios de inclusión con la implementación del voto de migrantes, adolescentes de entre 16 y 18 años, adultos mayores, personas con discapacidad y extranjeros residentes.

Aclaró que para todos ellos “se ha garantizado acceso a su derecho al sufragio, por lo que hemos sido reconocidos por estas buenas prácticas electorales”.

Precisamente en la reunión, Arvind Venkataramana, director del Centro Internacional de Estudios Parlamentarios (ICPS, por sus siglas en inglés), que tiene su sede en Reino Unido, entregó al CNE un premio por el programa de Voto en Casa.

Él consideró la iniciativa como un ejemplo mundial de políticas inclusivas para las personas con discapacidad y de la tercera edad.

La vicepresidenta del CNE, Ana Marcela Paredes, resaltó que para el ejercicio del voto también se ha tomado en cuenta a las 651 personas que han cambiado su género en la cédula de identidad. Ellos podrán hacer fila en la mesa correspondiente.

En el encuentro el consejero Paúl Salazar aprovechó para informar a las delegaciones internacionales que el CNE creó una nueva herramienta integral de seguimiento y monitoreo.

Este sistema está instalado como aplicativo en los celulares de los personeros del organismo electoral, el cual tendrá  la capacidad de enviar la información de las etapas pre-electoral, electoral y poselectoral en tiempo real.

“De esta manera daremos respuestas inmediatas a las necesidades de la ciudadanía y de la institución para garantizar la continuidad de la jornada”, mencionó Salazar.

Con esta aplicación estarán conectados los funcionarios para transmitir información desde los diferentes recintos, con audios, vídeos y fotos. “Monitorearemos el traslado de los paquetes electorales a su lugar de destino, así como el reporte del contenido, las actividades operativas en las delegaciones provinciales y se transmitirán las actas escrutadas mediante el envío fotográfico desde la aplicación”.

Añadió que por primera vez en la historia se implementa un aplicativo digital, concebido por técnicos del CNE, “con el que mejoraremos el intercambio de datos, el uso tecnológico y la comunicación”. (I)


Un mexicano liderará a los observadores de la OEA    
Desde ayer la misión de observadores de la Organización de Estados Americanos (OEA), compuesta por nueve delegados, inició con sus labores previas a los comicios del próximo domingo.

Leonardo Valdés Zurita, quien se desempeñó como presidente del Instituto Nacional Electoral de México, encabeza la delegación designada por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Valdés  ha trabajado en el ámbito de lo académico, donde se ha desempeñado como profesor de la UAM, la Universidad de Guanajuato, la UNAM, la ENAH y la Flacso.

Entre 2013 y 2015 fue investigador asociado de El Colegio de México. Actualmente es profesor titular en el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico de la BUAP y consultor internacional desempeñando labores de asistencia y capacitación electoral.

El delegado dijo que la misión se ha organizado en corto tiempo, “pero es un equipo de funcionarios de la OEA que ha tomado en serio este trabajo de organizar esta delegación de especialistas en procesos electorales”.

Manifestó que su actividad se centrará también en conocer las innovaciones tecnológicas aplicadas por el Consejo Nacional Electoral en estas elecciones. (I)


Unasur hará tres informes sobre la consulta   

La misión de observadores de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) estará  encabezada por Roberto Conde, exvicecanciller de Uruguay (2010), quien además de diputado ha integrado diversas comisiones en su país como la de Investigación sobre Pobreza, Medio Ambiente y Asuntos Internacionales.

El uruguayo coordinará un equipo conformado por 29 personas que incluye a Patricio Santamaría, un abogado y político chileno que actualmente ejerce como presidente del Consejo Directivo del Servicio Electoral de Chile, cargo que ocupa desde 2013.

Santamaría explicó que la misión se trasladará a seis provincias de la Sierra y la Amazonía. En base a esas visitas elaborarán tres informes, uno de ellos será previo y contendrá las actividades realizadas antes y durante la jornada electoral sin valoraciones.

Al día siguiente a la jornada electoral, la Misión Electoral de Unasur presentará el informe preliminar con una consideración genérica del referéndum y consulta popular 2018.

Dentro de los 15 días posteriores a la proclamación de los resultados y analizada toda la información recogida, se presentará un informe final que incluirá un resumen ejecutivo, el marco institucional y normativo. Será el tercer y último reporte. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: