El Telégrafo
El Telégrafo
Ecuador/Jue.6/May/2021

Política

Tendencias
Historias relacionadas

El gobernante colombiano, Juan Manuel Santos, explicó a sus colegas cuánto se ha avanzado en los diálogos de paz con la guerrilla de las FARC

Celac busca posición común contra las drogas

Rafael Correa recibió a los jefes de las 33 delegaciones en la sede de Unasur, que ayer acogió la IV Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe. El foro analizó la expansión del virus del zika. Los presidentes convocarán a sus ministros de Salud para elaborar una estrategia única. La región diseñará una postura contra el narcotráfico que será llevada a la reunión de la ONU de abril próximo.
28 de enero de 2016 00:00

Luego de 13 horas de debate, los 33 miembros de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) aprobaron 20 declaraciones en la IV Cumbre, realizada ayer en la sede de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) en Quito. Una se mantiene en negociaciones.

Entre las declaraciones especiales constan: el plan para seguridad alimentaria, nutrición y erradicación del hambre de la Celac 2025, el centenario del poeta Rubén Darío, la devolución del territorio de la base naval de Estados Unidos en Guantánamo a Cuba y el fin del bloqueo económico cubano.

También se dedicó una declaratoria a las islas Malvinas y la situación de Paraguay como Estado sin litoral. Otra fue sobre la lucha contra el terrorismo en todas sus manifestaciones, la recuperación de bienes culturales, la protección de migrantes en América Latina y el Caribe, el turismo sostenible, la transparencia y lucha contra la corrupción, la reestructuración de la deuda soberana, los océanos y el desarrollo energético, un marco indicado de prioridades y los 20 años de apertura de la firma del tratado de prohibición completa de ensayos nucleares.

También se declaró sobre los países de renta media y altamente endeudados; y se realizó una declaración sobre financiamiento para el desarrollo y la banca corresponsal.

Temas clave

Tres temas destacaron en las discusiones. El primero fue el virus del zika, que preocupa a la región por su rápida expansión. El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, citó a Brasil y El Salvador como casos donde se evidencia la propagación. El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, confirmó una reunión de los ministros de Salud en Montevideo (Uruguay), el martes 2 de febrero.

El segundo fue la lucha contra los drogas. La eficacia de la estrategia, diseñada por Estados Unidos, ha sido puesta en duda desde hace años por la región. “Las políticas prohibicionistas no han servido”.

La Celac buscará una posición común de cara a la reunión de la ONU  en abril próximo, donde se debatirán nuevas formas para combatir las drogas. Es un ejercicio que los países ya pusieron en práctica en la cumbre del clima de diciembre pasado. Al tener una sola voz, la región tiene más peso en la discusión con las grandes potencias.

Y lo tercero fue la paz en Colombia. Santos recordó que en la II cumbre de La Habana se declaró a la región como zona de paz, pero su país sufre el único conflicto armado del continente. Detalló que lo más difícil ya se ha acordado: la justicia. Bogotá recibió el apoyo de todos sus colegas. Aún están pendientes los diálogos con el ELN. Ecuador es una de las opciones para acoger esas conversaciones.  

Asimismo una posición unánime fue apoyar el mandato del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, acordado entre el Gobierno colombiano y las FARC, sobre la verificación y monitoreo de cese al fuego, en el proceso de dejación de armas.

Se discutió además la difícil situación económica de la región en el último año, sobre todo, por el bajo precio del petróleo. El primero en colocar el tema sobre la mesa fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien propuso un “plan táctico de economía anticrisis” tomando en cuenta la declaratoria de emergencia económica en la República Bolivariana: “En tiempo de crisis (…) es la hora de solidaridad y de desarrollo compartido de América Latina y el Caribe... proponemos un plan común anticrisis económica”, indicó.

Aprovechó para agradecer el apoyo dado para que Estados Unidos derogue el decreto que considera a Venezuela una amenaza para su país.

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, recordó que el precio del petróleo no cubre los costos de producción y que Ecuador no recibió ingresos por concepto de crudo. Planteó dialogar a nivel de Celac para afrontar en conjunto las dificultades económicas.

Crisis política de Haití

Otro debate fue el pedido de Haití para que el organismo contribuya a conocer y tener información directa y adecuada de lo que sucede tras la crisis generada por la suspensión de la segunda vuelta electoral.   

Hace dos meses, la oposición del país caribeño denunció “un golpe de Estado electoral” y acusó de aquello al presidente Michel Martelly. En la primera vuelta de las presidenciales el 25 de octubre pasado, Jovenel Moise, candidato oficialista, obtuvo 32,76% de los votos, mientras su rival, Jude Celestin, tuvo 25,29%.

Celestin calificó la primera vuelta de “farsa ridícula” y negó su participación en la segunda vuelta. La oposición exige la anulación del proceso electoral y la formación de un gobierno de transición.

Martelly insistió en que no se aplazaría la segunda vuelta presidencial pues la retirada de uno de los candidatos “no puede detener el proceso”. Pero los incidentes violentos retrasaron el proceso el 24 de enero pasado.

La discusión giró alrededor de si se estarían duplicando esfuerzos cuando la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó ayer el envío de una misión especial a Haití para ayudar en la búsqueda de una salida a la crisis política. También una duda que se generó es si la Celac tiene una normativa que le permita al menos nombrar una comisión especial que acuda al país.

Finalmente, se decidió que los cancilleres de Ecuador, Venezuela, Uruguay y Bahamas viajen a Haití para conocer sobre la crisis política e informar a los países miembros.

Otro tema que se discutió fue la igualdad de condiciones y oportunidades de las mujeres, con miras a incluir un enfoque de género en la Agenda 2030.

El cambio climático fue mencionado varias veces, así como el uso de recursos naturales. El presidente de Guyana, David Granger, expresó que los países caribeños “están muy atentos” a las declaraciones sobre el tema y que Celac “es el vehículo de llevar nuestra intención a la acción” en temas de desarrollo económico y de procurar la paz.

Al momento de la entrega de la presidencia pro témpore de la Celac  por parte de Ecuador a República Dominicana, el primer mandatario de ese país, Danilo Medina, expresó que el mundo y América Latina enfrentan inmensos desafíos que “solo la política podrá resolver”. Uno de ellos es la difícil situación económica que afronta la región.

Para Medina, la Celac no debe sentirse pequeña sino grande, por lo que prometió trabajar duramente el próximo año en la agenda definida en la Cumbre para que en 2017 el organismo regional sea más integrado y más reconocido a nivel internacional.

Será un espacio para discutir nuevas ideas: “Es el momento de reflexionar sobre los próximos pasos y nuestro papel en una realidad cambiante que necesita más que nunca esa visión humanista y única que sumamos todos los miembros de esta comunidad”, manifestó.

A las 21:30 el cuarteto de la Celac compuesto por Costa Rica, Belice, Ecuador y República Dominicana, hizo su declaración conjunta. Allí Medina felicitó al primer mandatario Correa por su gestión y por impulsar el fortalecimiento del organismo.

Niños recibieron a los invitados

De lejos, el edificio de la Unasur parece un cóndor. En el fondo se levanta el Monumento a la Mitad del Mundo que indica a los visitantes que están en el paralelo 0. Con ese panorama, cargado de simbolismos, el presidente Rafael Correa recibió a las 33 delegaciones de los miembros de la Celac.      

A las 08:00 la música anunció la llegada de Correa. El Mandatario saludó con un grupo de niños vestidos con trajes típicos de todas las regiones de país. Ellos lo acompañaron mientras recibía a sus homólogos y jefes de las delegaciones de los 33 países miembros de la Celac.

Los 5 aspectos de la agenda 2020 fueron el eje del discurso de Correa: la reducción de la pobreza y las desigualdades; la educación, ciencia, tecnología e innovación; el medio ambiente y el cambio climático; la infraestructura y la conectividad y el financiamiento para el desarrollo.

Correa rememoró los principios que unen a la región: la primacía del derecho internacional; la democracia y la autodeterminación de los pueblos; la defensa de los derechos humanos y la búsqueda del desarrollo humano sostenible. Por eso considera que la Celac tiene la capacidad de verificar el cese al fuego y la dejación de armas que se avecinan en Colombia.

Para él, lo que ha conseguido el bloque regional muestra que “América vive un cambio de época, donde el poder de las élites se debilita”.    

En cuanto a lo económico, propuso un sistema tributario progresivo en “donde el que más tenga, pague más”. América Latina tiene 22.7% de presión tributaria cuando los países desarrollados alcanzan el 35,3% “pese a ser mucho menos equitativos”.

El planteamiento es que ese ingreso sirva para financiar un adecuado gasto público que permita la igualdad de oportunidades. (I)

DATOS

El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, aseguró que será la ONU la encargada de escoger a los representantes de países de la Celac que participarán de la supervisión del fin del conflicto armado en Colombia.    

“No es Colombia ni las FARC. Son Naciones Unidas las que escogen de acuerdo a su experiencia, de acuerdo a su conocimiento y de acuerdo a las ofertas que reciban”, aclaró el mandatario en una rueda de prensa al margen de la cumbre de la Celac.

Jeffrey Feltman, secretario general adjunto de Asuntos Políticos de la ONU, participó en la cumbre para discutir la participación de la Celac en la supervisión de los acuerdos de paz.

En Latinoamérica y el Caribe habitan unos 620 millones de personas (8,5% de la población mundial). Según estimó en 2014 la Comisión Económica para América Latina (Cepal), en la región unos 165 millones de personas viven en situación de pobreza, de los cuales 69 millones están en extrema pobreza.

Brasil ordenó que 200.000 efectivos de las FF.AA. trabajen ‘casa por casa’ en la prevención del zika y distribuyan repelente al menos a 400 mil mujeres embarazadas.

El Aedes aegypti, mosquito que transmite también dengue y chikungunya, ya está presente en 21 de los 55 países de las Américas.

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

La primera reunión será en marzo

Equipos de Ecuador y Brasil supervisarán acuerdos bilaterales

Una comisión de ‘monitoreo de comercio’ se reunirá la primera semana de marzo para verificar la puesta en marcha de los acuerdos a los que llegaron los mandatarios de Brasil, Dilma Rousseff, y de Ecuador, Rafael Correa, durante la reunión que mantuvieron ambos el pasado martes. Así lo informó el embajador de Ecuador en Brasil, Horacio Sevilla, en una entrevista con la agencia Andes.

Rousseff y Correa se vieron en el Palacio de Carondelet para repasar el estado de las relaciones  y establecer nuevos acuerdos. Sevilla refirió que el diálogo  giró también en torno a la situación mundial y regional, tanto económica como política. “Lo interesante fue ver que por más problemas políticos que tengamos, todos los procesamos y los resolvemos de manera pacífica, respetando nuestras constituciones”, dijo.

Uno de los tres mayores déficits comerciales que tiene Ecuador es con Brasil. El país ha tenido dificultades de llegar con las principales exportaciones no petroleras, básicamente banano, camarón y atún. Por eso los equipos gubernamentales se reunirán en marzo  para finiquitar y resolver los temas pendientes que permitan tener mayor acceso al mercado brasileño.

Otro aspecto tratado fue el financiamiento. Brasil es un financista regional, por lo que puede colaborar con Quito, destacó Correa. “Ecuador es uno de los seis países menos endeudados del continente (…) y de eso se ha hablado, Brasil es un país que puede darnos financiamiento”.

Los líderes  también hablaron del eje Manta-Manaos, que puede ser una alternativa para unir las costas pacífica y atlántica, sin pasar por el Canal de Panamá. “Tenemos que impulsar de mayor manera ese eje; en el caso de Ecuador hemos culminado la red vial hasta Puerto Providencia, en Napo, y ya se está exportando hacia la frontera brasileña”. Todavía hay temas legales para concluir el acceso a la ruta. Los acuerdos servirían para enfrentar un contexto económico bastante difícil para los países latinoamericanos, dijo Correa. (I)

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

El país se ha especializado en el turismo

Cristóbal Colón llegó a República Dominicana y fundó Santo Domingo

República Dominicana está ubicada en la isla Española, que comparte con Haití y forma parte del archipiélago de las Antillas Mayores. Se encuentra rodeada del Mar Caribe. Su capital es Santo Domingo.

El país ocupa 48.311 kilómetros cuadrados y su población es de 9’445.281 habitantes,  según el censo de 2010. En la época precolombina este territorio estaba habitado por taínos, posiblemente desde el siglo VII.

A esta isla llegó Cristóbal Colón en 1492, por lo que fue el primer asentamiento europeo en América, de allí el nombre de Española.

Después de tres siglos de dominación colonial, el país alcanzó la primera independencia en 1821, pero fue tomado rápidamente por Haití, en 1822, que se había independizado mucho antes y convertido en la primera república del continente americano.

La República Dominicana es considerada la novena economía más grande de América Latina y la segunda de Centroamérica y el Caribe. Aunque conocida por la producción de azúcar, la economía está ahora dominada por los servicios, especialmente el turismo. Sus playas caribeñas, como la de Punta Cana, atraen cada año a miles de turistas y es una parada obligatoria de los cruceros.

La migración internacional afecta en gran medida al país, ya que recibe y envía gran flujo de migrantes. De los que han salido obtiene remesas que alimentan la economía.  

Los principales extranjeros que llegan al país son los del vecino Haití. Recientemente sobre este tema se originó una crisis cuando la Corte Constitucional dominicana retiró la nacionalidad a los hijos de los haitianos nacidos en el país.

El fallo degeneró en deportaciones masivas y en la creación de ciudadanos apátridas. La situación fue denunciada en la OEA y en el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. (I)