Dajomes se consagra en Uzbekistán

- 12 de julio de 2018 - 09:06
Foto: Tomada de @DeporteEc

La pesista nacional no tuvo rival en los 75 kilogramos del campeonato del mundial. Este es su último año como juvenil y desde 2019 competirá en la división absoluta.

La pesista ecuatoriana Neisi Dajomes continúa con su racha victoriosa y ayer se consagró como triple campeona mundial juvenil. El certamen se realiza en Tashkent, Uzbekistán, y nuevamente estuvo en lo más alto del podio.

En la categoría de los 75 kilogramos, Dajomes no tuvo rival e incluso quebró una marca personal. En arranque levantó 115 kg y se superó a sí misma: 113 kg que había conseguido en los Juegos Sudamericanos de Cochabamba este mismo año.

Después, con la medalla ya asegurada en la primera modalidad, fue decidida a conseguir lo mismo en envión. En su primer intento levantó 134 kg y ya tenía la presea dorada en el bolsillo.

Sin embargo, pretendía más, así que subió hasta los 140 kg. Se tomó su tiempo para hacerlo con calma y sin presiones; de esa forma levantó lo que se propuso para ser campeonao mundial juvenil con un total de 255 kg.

Antes de hacerlo, Dajomes se quedó estática mientras el tiempo corría. Se centró en hacerlo bien y cuando faltaban menos de 10 segundos, de los 25 reglamentarios, empezó su movimiento.

Cuando los jueces aprobaron su levantamiento, la pesista lanzó un grito y luego se arrodilló frente a la pesa, en un acto muy emotivo.

La ecuatoriana prácticamente no tuvo rivales en esta competencia, pues quienes completaron el podio quedaron muy lejos de ella. El segundo puesto fue para la estadounidense Meredith Alwine con un total de 220 kg (99 kg y 121 kg) y detrás de ella quedó la pesista local Tursunoy Jabborova con 212 kg (96 kg y 116 kg).

Dajomes, de 20 años, repite así su triple medalla en un campeonato mundial juvenil, después de conseguirlo el año pasado en el evento que se realizó en Tokio, Japón. En esa ocasión ganó con un total de 242 kg.

Esta es la última temporada en la que Dajomes competirá como juvenil y pasará a participar solo en las pruebas absolutas. Este año alternó entre ambas categorías y, a pesar de su juventud, ya destacó en las pruebas de mayor renombre a nivel mundial. Por ejemplo, el año pasado ya compitió en el mundial absoluto y se quedó con el segundo lugar, con un total de 240 kg.

Su intención primordial es llegar en las mejores condiciones a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, donde apunta a conseguir una medalla. La Federación Nacional de ese deporte y el Ministerio del Deporte la ven como una fuerte candidata a lograrlo, por su progresión a través de los años.

Ella ya debutó en unos Juegos Olímpicos, luego de que participó en los de Río de Janeiro 2016. En la máxima competición se ubicó en el séptimo lugar y a pesar de que estuvo lejos del podio, dejó ver que sus características la convertían en una de las mejores exponentes con su juventud.

Hoy, con mayor experiencia, la halterista se mantiene centrada en ser medallista olímpica, algo que Ecuador no consigue desde el marchista Jefferson Pérez.

A partir de 2016, Dajomes cambió de categoría y pasó de los 69 kg a los 75 kg. La decisión incluyó un sacrificio y esfuerzo mayor, pues no fue sencillo adaptarse a ello.

Tuvo que cambiar su dieta y modificar su modilidad de entrenamiento para levantar un peso mayor. Sus entrenadores vieron prudente subir de categoría, por lo que después de su período de adaptación empezó a ganar.

Con el título mundial cierra su ciclo juvenil con varios éxitos y arrancará de lleno en los torneos absolutos, en los que se pronostica que continuará en lo más alto. (I)

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: