Ecuador tuvo un papel alentador en Cochabamba

- 10 de junio de 2018 - 00:00
El marchista cuencano Andrés Chocho celebra, con la bandera de Ecuador, su triunfo en los 50 km. marcha en los Juegos Suramericanos de Cochabamba.
Foto: EFE

La edición 11 de los Juegos Suramericanos pasó a ser la segunda mejor presentación del país en estas justas. Se consiguieron 94 medallas.

Con 94 medallas: 25 de oro, 17 de plata y 52 de bronce, entre el 26 de mayo y 8 de este mes, Ecuador escribió en Cochabamba, Bolivia, su segunda mejor participación en los Juegos Suramericanos.

Hasta antes de las justas bolivianas, la segunda mejor presentación “tricolor” en estas bregas regionales eran las de 2002 que se libraron en las ciudades brasileñas de Río de Janeiro, São Paulo, Curitiba y Belém.

En aquellas lides, Ecuador subió a sus vitrinas 23 oros, 32 platas y 37 bronces.

En comparación a las actuaciones precedentes: Buenos Aires 2006, Medellín 2010 y Santiago 2014, la de Cochabamba es la mejor en cuanto a preseas doradas y solo tiene dos metales menos en el total.

En Buenos Aires se obtuvieron 14 de oro, 27 de plata y 40 de bronce, con 81 en total. De Medellín se retornó con 16 oros, 21 platas y 59 bronces, completando 96. Mientras que, en Santiago con 14 de oro, 22 de plata, 37 de bronce y 73 en  general, se evidenció un descenso.

La presentación más aplaudida del país en las bregas, que promueve la Organización Deportiva Suramericana (Odesur), es aún la de Cuenca en 1998. Como local, Ecuador se quedó con 33 áureas, 46 color luna y 70 de bronce, generando un botín de 149.

Con ese desempeño, hace 20 años, Ecuador terminó quinto en el medallero entre 14 naciones, ubicación que repitió cuatro años después en Brasil. En 2018 la delegación nacional culminó sexta y también hubo la misma cantidad de países.

En dos oportunidades ha sido cuarto. En la primera edición de las justas celebradas en La Paz en 1978 y en la tercera, en 1986 en Santiago de Chile. No obstante, en la primera participaron ocho países y en la tercera, 10, por lo que los quintos lugares en 1998 y 2002 se podrían considerar como los más plausibles.

Además, se debe considerar que desde los Juegos de Medellín en 2010, la Odesur no otorga tres metales por cada modalidad de levantamiento de pesas (envión, arranque y el total); desde entonces solo se entrega una.

José Navarro, exasesor del Ministerio del Deporte, califica de alentador el papel de los ecuatorianos en Cochabamba y felicita el esfuerzo de los deportistas, de entrenadores y directivos de las federaciones ecuatorianas por deporte, Comité Olímpico Ecuatoriano (COE) y Ministerio sectorial.

“Es un llamado de atención al Presidente de la República, quien se equivoca al ordenar que el Ministerio del Deporte sea absorbido por el de Educación. Ojalá revea esta decisión”, comenta.

Navarro considera que seis de los medallistas de oro constan en el Plan de Alto Rendimiento, pero en categorías que les dan ayudas económicas mensuales equivalentes a dos salarios básicos unificados o menos. En tanto, otros exponentes que tienen becas más altas no llenaron las expectativas.

Cree oportuno analizar el caso del boxeador Carlos Mina, de la categoría 81 kilos, que tanto en los Juegos Bolivarianos de 2017 como en estas bregas suramericanas, fue eliminado en primera ronda. El púgil está con la beca más alta y percibe siete básicos unificados al mes. “¿Qué está pasando con él?, tal vez necesite algún otro tipo de apoyo”.

Al contrario, la velocista Marizol Landázuri, campeona en los 100 metros, no recibe este incentivo estatal; debería volver al plan ahora que es la número 1 de Sudamérica.

Destacan, entre otros, el récord Odesur de Álex Quiñónez en los 200 metros planos, donde con 19s93c, baja por primera vez de los 20 segundos, el sexto galardón dorado de la pesista Alexandra Escobar (58 kilos) en estas citas y la primera presea de oro en Juegos Sudamericanos de César De Cesare, a sus 37 años.

Hacia el podio

→ Confirman su potencial. En las justas regionales los exponentes Diana Durango, en tiro; el nadador Esteban Enderica y los tenistas Emilio Gómez y Diego Hidalgo confirmaron sus condiciones y compromiso en el alto rendimiento.

→ 94 medallas alzó Ecuador en las justas de Cochabamba. Viajó  a Bolivia con 234 exponentes. 

→ Preseas áureas y proyección. En Cochabamba demostraron su gran proyección la luchadora Luisa Valverde, el marchista Daniel Pintado, el ciclista de ruta Jéfferson Cepeda, los pesistas Angélica Campoverde y Anderson Calero. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: