La bici minimiza el riesgo

17 de junio de 2020 00:00

El transporte público es uno de los lugares con más alto riesgo de contagio de covid-19 (coronavirus), por lo que la bicicleta aparece como el medio más adecuado y accesible para movilizarse en la ciudad.

La bici provee distanciamiento con otras personas y el contacto físico constante en los buses, que, según las medidas de bioseguridad, ocupa el segundo lugar de sitios en los que el contagio es alto; solo superado por los hospitales.

Ante estas circunstancias, la Secretaría del Deporte inició la campaña Vamos en Bici, que tiene como objetivo motivar el uso de la bicicleta como una opción de transporte saludable y sustentable.

Estas ventajas y condiciones hicieron que el interés por usar el “caballito de acero” se incrementara en el país.

Es así que Pedro el “Águila” Rodríguez, cinco veces campeón de la Vuelta al Ecuador y ahora empresario de implementos de ciclismo, comentó a EL TELÉGRAFO que la venta de bicicletas aumentó en 30%.

Rodríguez tiene su negocio en Atuntaqui (provincia de Imbabura), pero recibe pedidos de todo Ecuador, especialmente de la provincia de Carchi (norte), considerada la capital del ciclismo “tricolor”.

Con esto coincidió Carlos Ragonessi, exciclista argentino que participó en la octava edición de la Vuelta al Ecuador en 1977 y que ahora es dueño de la tienda Casa del Ciclista.

El “Che” Ragonessi comentó a este diario que antes de la pandemia vendía de 3 a 5 vehículos semanales (unas 40 al mes), pero ahora lo hace de 7 a 12 por semana (unas 52 al mes).

El precio de las bicis va desde $ 250.

Asimismo, aumentó el interés por adquirir el rodillo, otro implemento muy útil en tiempo de emergencia sanitaria y aislamiento obligatorio.

Antes del covid-19, en la Casa del Ciclista, ubicada en la avenida República y Eloy Alfaro, vendía uno o dos rodillos por mes, Ahora son entre 30 y 35 mensuales.

De acuerdo con las cifras del Instituto Ecuatoriano de Estadística y Censos (INEC), hasta 2017, la bicicleta era el cuarto medio de transporte más usado para movilizarse.

Las estadísticas del INEC reflejan que tres de cada 10 hogares en Ecuador continental cuentan con, al menos, una bicicleta.

Mientras que en Galápagos, seis de cada 10 familias tienen al menos una.

Durante 2016, en el país sudamericano, el INEC informó que 2’481.343 personas utilizaron este liviano vehículo para trasladarse.

En Quito, el Municipio implementó un servicio público que tenía 6.549 usuarios hasta 2019 y eso se incrementó -según el distrito capitalino- en 20%. En Cuenca también existe este servicio, el cual cuenta con 39 kilómetros de ciclovías.

A los varios beneficios de usar una bici ahora se suma la movilidad en ciudades. (I

43 pedalistas han muerto arrollados desde 2017.

El reciente fallecimiento del ciclista amateur Julio René Cornejo, en Guayaquil, incrementó a 43 las víctimas por la imprudencia e irrespeto de los conductores.

Esa cifra, entregada por la Agencia Nacional de Tránsito (ANT), aumentó la protesta de los grupos que promueven el uso de la bicicleta.

La principal falta que se comete en las vías y calles del país es no mantener la distancia de 1,50 metros entre los ciclistas y automotores.

Masa Crítica Guayaquil, uno de estos grupos, realizará la Pedaleada Blanca, el próximo 28 de junio, en rechazo a los ciclistas asesinados en las vías.

Para la organización, además de irrespetar la distancia, el exceso de velocidad y la falta de infraestructura vial ocasionan la muerte de ciclistas como resultado de la imprudencia de conductores de automóviles y buses. (I

En Quito, el Municipio implementó una ciclovía emergente en el norte.
Álvaro Pérez / ET
Lectura estimada:
Contiene: palabras

Contenido externo patrocinado