Violencia en las calles por un homenaje a Pinochet

11 de junio de 2012 - 00:00

Santiago de Chile.-

Una escasa asistencia de público y violencia en las calles ribetearon ayer en Santiago un homenaje al fallecido dictador chileno Augusto Pinochet, en una jornada que culminó con un número indeterminado de heridos y detenidos y cuantiosos daños materiales, según diversas fuentes.

Unas 1.200 personas respondieron a la convocatoria de la Corporación "Once de septiembre" para homenajear al ex gobernante de facto y mostrar el documental "Pinochet" que, según los organizadores, muestra "la verdad" sobre la figura y obra de quien consideran el mejor presidente en la historia de Chile.  

Mientras transcurría el acto, de unas tres horas de duración, el entorno del céntrico teatro Caupolicán, de Santiago, donde tuvo lugar, se cubrió de gases lacrimógenos, chorros de agua y gritos de rabia, cuando los detractores del dictador fueron contenidos por la policía para que no se aproximaran al recinto. 

Entre los manifestantes hubo grupos de encapuchados que se dedicaron a destruir bienes urbanos, a agredir a transeúntes y a la policía y que causaron graves destrozos en un local de venta de automóviles y en los propios vehículos en exhibición.

Los enfrentamientos comenzaron antes del inicio del acto y culminaron una vez terminado, sin que faltaran, pese a los esfuerzos policiales por evitarlo, los conatos directos entre partidarios y detractores de Pinochet.  

Los asistentes al teatro, equivalentes a una quinta parte de la capacidad del recinto, fueron evacuados del sector en autobuses resguardados por la policía, tras haber visto el documental, de más de dos horas y escuchado algunos discursos.

Juan González, presidente de la Corporación que convocó el acto, aseguró que se vendieron las 5.000 entradas dispuestas, pero que mucha gente se abstuvo de asistir por temor a la violencia de "la izquierda que por más de 20 años ha tergiversado la historia".

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: