El uso del cannabis con fines medicinales en el mundo

- 23 de julio de 2019 - 10:25
Foto: Internet

El Pleno de la Asamblea Nacional continúa este martes 23 de julio del 2019 con el segundo debate del proyecto de Código Orgánico de Salud. Uno de los temas de mayor discusión es el referente al uso terapéutico del cannabis para las enfermedades o condiciones médicas que establezca la máxima autoridad sanitaria del país.

 William Garzón, presidente de la Comisión del Derecho a la Salud, recalcó que bajo ningún concepto el Código pretende autorizar el uso recreativo del cannabis o legalizar la marihuana.

El legislador explicó que han recibido en la Comisión a familiares de pacientes que ya no responden a tratamientos convencionales y ven en el uso terapéutico del cannabis la posibilidad de disminuir los dolores que se presentan en estas patologías. "Sí hay que darle la oportunidad a estos pacientes de esta alternativa de tratamiento terapéutico, con todos los controles". 

En la nueva normativa sanitaria reza que el Ministerio de Salud Pública (MSP) entregará las licencias que durarán cinco años a personas jurídicas, cooperativas y asociaciones, cuyo objeto sea la producción de medicamentos o productos naturales procesados de uso medicinal.

En noviembre del 2017, la Organización Mundial de la Salud (OMS) indicó que el cannabidiol no parece ser nocivo, ni presenta riesgo de abuso. Por ello aseguró no se justifica incluirlo entre las sustancias sujetas a fiscalización. Esto significa que su producción y suministro no están sujetos a controles internacionales estrictos, pero su situación legal en los países es decisión de los legisladores nacionales”, planteó la OMS.

El consumo de medicamentos elaborados a base de cannabis está regulado en varios países latinoamericanos, entre ellos, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, México, Perú, Puerto Rico y Uruguay.

Argentina, por ejemplo, promulgó la ley que permite el uso medicinal de la marihuana destinada a pacientes con ciertas enfermedades crónicas en abril de 2017, y autoriza la producción de la sustancia a varios organismos científicos estatales, con fines de investigación, pero no el cultivo particular.

Según científicos argentinos, las propiedades paliativas del cannabis, observadas ya en alrededor de 50 patologías de distinto origen, son efectivas para atenuar o eliminar los efectos adversos de tratamientos oncológicos como la quimioterapia, ya que reduce las náuseas o la caquexia (pérdida de apetito).

Uruguay tiene un completo status legal con respecto al consumo de la planta. En 2013 aprobó una ley que lo convirtió además en el primer país en legalizar la venta y la distribución (en manos del Estado) y también el cultivo, hasta un máximo de seis plantas por persona u hogar. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: