La tensión social sube en Argentina

- 05 de septiembre de 2018 - 00:00
Un argentino sostiene un cartel con el que protesta por el alto costo de la vida en una marcha en Buenos Aires.
Foto: AFP

Un menor, de 13 años, falleció durante un intento de saqueo en la provincia de Chaco. Sucedió después de que el presidente admitió que el país vive una “emergencia”.

Tras el ajuste fiscal anunciado por el presidente Mauricio Macri se han generado en Argentina algunos episodios violentos y “organizados” que traen a la memoria el preludio de la crisis de 2001. En el incidente más dramático, un niño indígena, de 13 años, murió en un intento de saqueo de un supermercado en una ciudad de la provincia de Chaco, en el norte del país.

“Hubo algunos episodios de los que hablamos con los gobernadores de las provincias involucradas. Han sido organizados y han sido hechos delictivos que han podido evitarse sin males mayores. En el caso de Chaco hay una investigación para ver quién disparó la bala que mató al chico”, dijo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio.

El hecho ocurrió el lunes en la noche en Presidencia Roque Sáenz Peña, la segunda ciudad provincial, horas después del discurso televisivo de Macri en el que reconoció la “emergencia” que vive el país, lanzó un severo plan de ajuste y aplicó retenciones a las exportaciones del campo, la industria y los servicios en medio de una corrida cambiaria que depreció el peso en casi el 100% este año, una inflación desbocada y una virtual recesión económica.

Según el portal Diario Chaco, el niño falleció tras recibir un balazo de goma en el pecho, pero el director del hospital “4 de Junio”, Rolando Gauna, dijo que el menor ingresó a la guardia con “un impacto de arma de fuego en el tórax”. Otra persona fue  herida gravemente en un ojo.

El intento de saqueo ocurrió en el supermercado Funcional Nuevo Impulso del Barrio Obrero, de esa ciudad chaqueña, una de las zonas más pobres del país.

“Vinieron unos 50 aborígenes y atacaron. Estábamos con la puerta cerrada porque ya nos habían comunicado que podía ocurrir. Cuando vi que la gente venía llamé a la comisaría”, dijo al Diario Chaco el propietario del comercio, Orlando Proselek. Incluso, según el portal, “vecinos del lugar se defendieron con armas de fuego”.

El gobernador Domingo Peppo (peronista, oposición) afirmó que dispuso “una rápida intervención (policial), con refuerzos para prevenir cualquier situación” de violencia.

La ciudad es gobernada por Gerardo Cipolini, de la Unión Cívica Radical (UCR), perteneciente a la alianza oficialista Cambiemos a nivel nacional. “El escenario aquí no es dramático; aquí nadie se muere de hambre. ¿Hay carencias? Sí, pero esta es una provincia donde nadie se muere de hambre. Los nefastos de siempre incentivaron esto”, denunció Cipolini.

Según las autoridades locales, hubo una convocatoria previa por mensajes de WhatsApp para saquear el supermercado. El alcalde agregó que la muerte del niño ocurrió antes de la llegada de la policía.

“Se confirmó que se trata de un plomo proveniente no de un arma de puño, sino de una escopeta o  de un arma de fabricación casera”, aseguró el fiscal Marcelo Soto.

La palabra “saqueo” pone  nerviosos a los argentinos ya que la sucesión de episodios de este tipo marcó el preludio del estallido social que terminó con el gobierno de Fernando de la Rúa en diciembre de 2001.

El lunes el presidente Macri anunció una serie de medidas para paliar el impacto de la crisis en los sectores más afectados, con bonos extraordinarios para los beneficiarios de subsidios sociales ante una inflación que voceros del Ministerio de Hacienda estiman que llegará a 42% este año.

Pero a esta realidad social cada vez más compleja tampoco la ayudan algunas declaraciones de importantes referentes del oficialismo, como la diputada Elisa “Lilita” Carrió, denominada por un sector de la prensa como la “reserva moral” de la Nación y que dijo que cargará una “pistola” para defender al gobierno y que solo la sacarían muerta de la Casa Rosada, sede de gobierno, como sucedió con Salvador Allende en Chile.

“Nosotros en helicóptero no nos vamos (como hizo el expresidente De la Rúa en 2001). Los peronistas saben que digo la verdad. Además voy a manejar pistola por si acaso para que no me metan presa. Sería divino (el dirigente piquetero kirchnerista Luis) D’Elia matándome a mí, sería un final heroico maravilloso”, apuntó la legisladora.

D’Elia fue un puntal del movimiento “piquetero” afín al “kirchnerismo” y suele tener un discurso con posiciones extremas hacia la presidencia de Macri.

Carrió pidió a los opositores que “no joroben, esperen las elecciones y no maten a los pobres. Porque ustedes ponen muertos, muchachos, lo vi en 2001”.

El entonces gobierno de De la Rúa acusó en su momento al peronismo de organizar los saqueos que terminaron con el estallido social y una veintena de muertos en las calles.

“Les digo a los militantes golpistas que no hay helicóptero, acá nos sacan como en la Casa de la Moneda de Chile (durante el golpe en que falleció Salvador Allende en 1973). Me van a sacar muerta de la Casa Rosada, porque viva no salgo y Macri tampoco”, afirmó.

Pero las duras declaraciones de Carrió merecieron una respuesta de sus propias filas de la alianza oficialista Cambiemos. El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, fue contundente: “Creo que Carrió es un aporte importante de Cambiemos, pero extrema los ejemplos para mostrar una tendencia”.

“No va a pasar lo que dijo de los revólveres y las muertes, está extremando con un extremista, que es el caso de Luis D’Elia, que ha tenido posiciones golpistas directamente. Ella extrema su ejemplo para mostrar ese otro ejemplo”, afirmó. (I)  

En contexto 

Renegociación

Argentina renegocia en Washington con el FMI las condiciones de un acuerdo por $ 50.000 millones a tres años que el gobierno quiere acelerar para estabilizar la economía.

Austeridad

El presidente anunció el lunes un plan de austeridad para disminuir el proyectado 1,3% del PIB a cero en 2019 el déficit fiscal del país, la tercera economía de América Latina.

Inflación y Peso

Tras una inflación anual de 25% en 2017, se estima que el alza del costo de vida superará el 30% en 2018. Mientras el peso perdió más de 50% de su valor en lo que va del año. 

Recortes

Doce de 22 ministerios fueron degradados a secretarías de Estado, entre ellos las carteras de Salud y Trabajo, y se impuso una tasa a las exportaciones de 4 pesos por cada dólar vendido al exterior.

EE.UU. Apoya

Donald Trump expresó el “apoyo” de Estados Unidos a Argentina, golpeada por una crisis económica, y elogió los esfuerzos de Mauricio Macri para acelerar un programa de estabilización con el FMI.

Recaudación

La recaudación tributaria de Argentina ascendió en agosto a 293.418 millones de pesos (unos $ 7.335 millones), lo que supuso un incremento del 32,6% respecto al mismo mes de 2017, según fuentes oficiales. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: