Siria pide a la ONU que impida un ataque extranjero en el país

02 de septiembre de 2013 - 07:00

El Gobierno de Siria pidió a las Naciones Unidas que impida un ataque extranjero en el país e impulse una solución política al conflicto, informó este lunes la agencia oficial de noticias Sana.

En una carta al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y a la presidenta del Consejo de Seguridad, Maria Cristina Perceval, el embajador sirio ante la ONU, Bashar Jaafari, pidió al organismo asumir sus responsabilidades impidiendo cualquier agresión contra Siria e impulsando una solución política a la crisis.

También solicitó al Consejo de Seguridad "mantener su papel como una válvula de seguridad para impedir el uso absurdo de la fuerza fuera del marco de la legitimidad internacional".

Jaafari dijo que Estados Unidos debería "desempeñar su papel como patrocinador de la paz y como socio de Rusia en la preparación de la conferencia internacional sobre Siria y no como Estado que usa la fuerza contra quien quiera que se oponga a sus políticas".

El presidente estadounidense, Barack Obama, señaló el sábado pasado que ha tomado la decisión de llevar a cabo una "acción militar" contra Siria para castigar al régimen de Bashar Al Asad, al que acusa de haber empleado armas químicas contra la población civil, si bien esa decisión deberá ser aprobada por el Congreso, que concluye su receso veraniego el 9 de septiembre.

Jafari volvió a negar el uso de armamento químico contra la población por parte del gobierno y recordó que desde hace un año han advertido de los riesgos de que estas armas sean utilizadas por los grupos rebeldes.

"Las actividades de esos grupos coinciden con una campaña política, diplomática y mediática dirigida por algunos países que son directamente responsables del derramamiento de sangre en Siria y han impedido una solución pacífica acusando al Gobierno sirio de usar armas químicas", agregó el embajador sirio.

Además, recalcó que las autoridades han permitido la entrada en Siria de una misión de inspectores de la ONU, que salió del país el pasado sábado y que todavía no ha presentado los resultados de las pruebas recabadas sobre el terreno.

Jafari acusó al secretario de Estado estadounidense, John Kerry, de haber difundido evidencias "completamente falsas" de que el régimen empleó gas sarín con el objetivo de justificar una intervención militar en Siria al margen de las Naciones Unidas.

"Kerry ha adoptado las viejas historias fabricadas por los terroristas hace más de una semana", apuntó el representante de Damasco.

Este lunes la OTAN defendió una reacción firme de la comunidad internacional, aunque descartó participar en una intervención militar.

 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: