Senado australiano aprueba leyes contra espionaje e interferencia extranjera

- 28 de junio de 2018 - 21:44
Foto: Referencial | EFE

El Senado australiano aprobó dos leyes contra el espionaje y la interferencia extranjera como parte de su plan para reforzar la seguridad en el país oceánico.

Los representantes del Legislativo aceptaron, durante una sesión celebrada el jueves por la noche, la batería de leyes que crean o amplían las penas por espionaje, traición y felonía.

También sanciona con una pena de hasta 20 años a aquellos que actúen en nombre de un país extranjero con vistas a influir en la política australiana.

Asimismo se creará un registro para los agentes extranjeros y un registro paralelo para los legisladores que actúen en nombre de gobiernos foráneos.

Estas leyes de seguridad nacional, que fueron anunciadas en diciembre del año pasado, intentan prevenir la injerencia extranjera en organizaciones políticas, medios, organizaciones civiles e incluso comunidades étnicas, en Australia.

El fiscal general de Australia, Christian Porter, destacó la aprobación de estas dos "nuevas y firmes leyes contra aquellos que quieren socavar nuestra seguridad nacional, así como nuestras instituciones y procesos democráticos".

Por su parte, el senador del Partido Verde Nick Minchin mostró su desacuerdo al reclamar al Tribunal Superior de Australia -la máxima instancia judicial del país- que decida la "inconstitucionalidad" de las leyes que podrían "afectar" a la labor de periodistas, oenegés y manifestantes.

"Esta ley significa un recorte importante en la libertad de expresarse en asuntos políticos. Tiene un efecto escalofriante en los medios y en las acciones democráticas en este país", dijo Minchin, informa la agencia local AAP.

La filial australiana de Amnistía Internacional (AI) destacó el hecho de que las organizaciones de caridad no tengan que registrarse como agentes extranjeros, aunque criticó la posibilidad de que puedan ser demandadas penalmente por denunciar violaciones de los derechos humanos ante la ONU.

"Estamos consternados de que Australia, un país que asegura defender sus libertades, haya dado un paso hacia el autoritarismo", recalcó la directora de Asuntos Externos de AI en Australia, Claire O'Rourke.

La aprobación de las leyes se da además en un contexto en el que se analiza la influencia ejercida por China a través de donaciones a políticos locales en el país. (I)

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto:
Medios Públicos EP