Gobernador de Puerto Rico se niega a dimitir

- 18 de julio de 2019 - 00:00
El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, es fuertemente criticado por varias personalidades locales.
Foto: Archivo / EL TELÉGRAFO

Ricky Martin encabeza la protesta que exige la renuncia de Ricardo Rosselló. Una filtración reveló mensajes homófobos y misóginos en un chat del gobierno.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, anunció que no tiene previsto dimitir. Ricky Martin y activistas lideran hoy una gran marcha con el fin de que renuncie tras la revelación de sus conversaciones privadas.

El Centro de periodismo Investigativo local reveló el jueves 889 páginas con mensajes instantáneos (chats: desde diciembre de 2018 a enero de 2019) del político puertorriqueño, enviados por Telegram a su grupo de trabajo en el gobierno.

Los mensajes de este chat están llenos de ofensas, memes homofóbicos y sexistas, incluso burlas sobre las víctimas del huracán María, lo que desató la indignación popular y la crisis política que exige su renuncia.

En uno de los textos Rosselló escribió: “Ricky Martin es tan machista que se folla hombres porque las mujeres no dan la talla”. Esto generó que sea el cantante uno de los artistas que lideran la marcha para pedir su salida.

Bad Bunny y René Pérez (“Residente”) son otras de las estrellas locales que encabezarán la marcha prevista para la tarde. Luis Fonsi, Tito “El Bambino”, Wisin, Ozuna y Eva Longoria mostraron su apoyo en redes sociales. En las aplicaciones el escándalo se maneja bajo los hashtags: #TelegramGate y #RickyLeaks.

Por otra parte, el Departamento de Justicia de Puerto Rico emitió citaciones a los participantes de este chat.

Washington lo acusa de fraude
Rosselló pidió perdón este miércoles una vez más y aclaró que respeta las marchas, pero que no dimitirá y que concluirá su gestión dentro de 18 meses. Además, dijo que confía en su reelección.

De acuerdo con Univision, el escándalo está bajo la mirada de Washington y afectaría el desembolso por parte del gobierno federal de fondos cruciales para la reconstrucción de la isla después del fuerte impacto del huracán María hace casi dos años.

“Los eventos prueban que las preocupaciones del presidente -Donald Trump- de malos manejos, politización y corrupción son válidas. Seguimos comprometidos con la recuperación de Puerto Rico y la protección firme de los contribuyentes y los sobrevivientes de Puerto Rico de la corrupción política y el abuso financiero”, escribió en un comunicado el asesor de la Casa Blanca, Judd Deere.

Aunque las filtraciones de sus conversaciones generan indignación, su gestión ya era controversial.

Las finanzas de Puerto Rico están en supervisión del gobierno federal de EE.UU. desde 2016, el año en que Rosselló fue elegido. Es decir, su capacidad de gobernar es limitada porque, al mismo tiempo, tiene que imponer unas impopulares medidas de austeridad. La isla está en recesión desde hace 12 años.  

No obstante, según el diario  The New York Times, fue el manejo de Rosselló de la lenta recuperación de los destrozo por el huracán María (demoró un año en reconocer las víctimas), lo que lo puso en un escrutinio mayor en todos los ámbitos. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: