Protesta en Hong Kong interrumpe la movilización

- 02 de septiembre de 2019 - 00:00
Los vehículos no lograron avanzar hasta sus destinos por el bloqueo que hicieron los protestantes en las vías.
Foto: EFE

Los manifestantes volvieron a enfrentarse a policías por décimo tercer fin de semana. El servicio de las líneas del metro fue suspendido tras altercados en la estación.

En su décimo tercer fin de semana consecutivo de protestas, activistas de Hong Kong, que rechazan una propuesta de ley de extradición, se centraron en interrumpir el transporte rumbo a las terminales con el objetivo de ahogar su tráfico. Esto ocurre luego de que lograran bloquear el aeropuerto.

Y lo consiguieron. En el caso de la línea de metro que conecta la ciudad con el aeropuerto,  fue suspendido su servicio por orden  de la empresa gestora, MTR, tras conocer unas imágenes en las que varios vándalos pintaban con aerosol en la estación y tratando de romper las máquinas expendedoras de billetes.

Las autoridades aeroportuarias también decidieron cerrar el aparcamiento de corta estancia número 1.

Hasta las 18.00 hora local  no se había cancelado ningún vuelo por las protestas, aunque el diario local South China Morning Post señaló que estas, bajo el lema “Atascados contigo”, sí han empezado a tener impacto en el tráfico aéreo de uno de los aeropuertos más concurridos de Asia.

“De los 24 vuelos de larga distancia (de la aerolínea local Cathay Pacific) cuya salida está prevista entre las 23:00 y las 02:00 del 2 de septiembre, unos 11 vuelos a Europa, Australia y África se han retrasado hasta dos horas”, indicó el rotativo.

Algunos manifestantes montaron barricadas usando, entre otras cosas, carros para transportar el equipaje en distintas partes de la terminal de llegada de autobuses para poner distancia de por medio con la Policía, cuya presencia era destacada en el aeropuerto.

Varias cámaras de vigilancia y parquímetros resultaron dañados por las acciones de algunos manifestantes, que acudieron a la protesta, algunos de ellos a pie desde una ciudad cercana.

La misma solución encontraron algunos viajeros, ante el atasco en las carreteras que se llevan al Aeropuerto Internacional de Hong Kong.

El grueso de la protesta se realizó fuera de las terminales ya que, después de la paralización del aeropuerto por las manifestaciones a mediados de agosto -que supuso la cancelación de casi mil vuelos- las autoridades aeroportuarias obtuvieron un requerimiento judicial que prohíbe las protestas en la mayor parte de las terminales.

No obstante, no especifica qué vías aledañas al aeropuerto también están afectadas por la medida.

Algunos manifestantes enmascarados, sin embargo, hicieron añicos una puerta de cristal y accedieron a la Terminal 1, de la que les echó la Policía poco después.

Esta nueva manifestación se produce después de los fuertes enfrentamientos entre antidisturbios y manifestantes violentos en los que hubo cocteles molotov, cañones de agua, barricadas en llamas y cargas policiales. Estos dejaron cinco personas permanecen en estado grave.

Desde la ONG defensora de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) AI, Man-kei Tam, director de la rama hongkonesa, aseguró que la operación policial del sábado solo subraya la urgente necesidad de una investigación independiente y adecuada sobre la brutalidad policial para dispersar las protestas.

Denunció mediante un comunicado que los gendarmes irrumpieron en un vagón (del metro a la altura de la estación de Prince Edward) y golpearon con porras a gente que no suponía amenaza alguna.

Las protestas comenzaron el pasado mes de marzo como oposición a una polémica propuesta de ley de extradición que, según abogados y activistas, podría haber permitido a Pekín acceder a “fugitivos” refugiados en la excolonia británica. Las manifestaciones han movilizado desde junio a cientos de miles de personas y han dejado enfrentamientos entre algunos manifestantes violentos y la Policía, a la que se ha acusado de abusar de su poder. (I) 

Lectura estimada:
Contiene: palabras
Visitas:
Enlace corto: